miércoles, 4 de octubre de 2017

Experimento: ¡Precios de segunda mano!

¡Buenos días!

Hoy tengo ganas de hacer un experimento: Utilizaré la web de compra-venta de artículos Lolita de segunda mano LaceMarket para revisar cómo pueden llegar a variar los precios de diferentes prendas una vez que la marca original deja de comercializarlos. En mi experiencia me he encontrado de todo, desde vestidos, faldas o blusas que no podré pagar nunca (ni estoy segura de que quisiera hacerlo) hasta auténticas gangas. O prendas que se venden por mucho más dinero pero que siempre hay vendedores que son lo más justos posible y que, gracias a ello, puedes conseguir más o menos por el mismo precio de la tienda.

JSK, FALDAS Y OP

No vamos a negar que los vestidos y las faldas son las estrellas de casi cualquier conjunto, ya que es donde suele situarse el print, que es a su vez uno de los factores que más influye en cómo se inflan los precios. Cuando empecé en el Lolita había auténtica locura por el Sugary Carnival de AP (en este enlace hay un análisis interesante de lo que pasó con el segundo lanzamiento de este diseño) hasta el punto de que incluso las réplicas empezaron a encarecerse.

Ahora mismo, mientras escribo aquí, los dos artículos más caros de Lace Market son el mismo set de vestido+bonnet:

Se trata de un set que ya tenía un precio muy alto (216000 yenes, unos 1.632 euros a día de hoy) cuando salió a la venta. Es una edición limitada muy difícil de conseguir y que ahora mismo estos dos usuarios ofrecen por más de 2.250 dólares.


Otro vestido que aparece en la primera página es el Perfume of Wonderland, en un set que incluye las medias y el headdress aún con etiquetas. Fue lanzado en el 2014 y en un principio sólo podían reservarlo quienes tuvieran entrada para un evento concreto, así que volvemos a hablar de un diseño exclusivo que no estuvo al alcance de todo el mundo a pesar de que el set original, sin las medias, costara unos 325€ en la tienda.

Otro ejemplo, el OP Marie Antoinette Rococo de BTSSB. En este caso se vende con las medias y el headdress y se ha utilizado, según quien lo vende, sólo una vez. El precio original del vestido eran 64.800 yenes, unos 489,87 euros, a los que habría que sumarle los 7.020 yenes del tocado y los  2700 yenes de las medias. En total, unos 563 euros. Ahora mismo, usado una vez, se ofrece por 1000 dólares, unos 850 euros.

Vamos a hacer el experimento de navegar por LaceMarket hasta el primer vestido o falda que veamos en el que alguien ha pujado. Para eso tenemos que llegar a la página 14 y encontrarnos con este adorable JSK halloweenesco que nunca ha sido usado, sólo probado. Ahora mismo la subasta va por 357 dólares (unos 303 euros) y el precio actual en tienda (sigue a la venta) es de 32.184 yenes, 243 euros sin el envío. 


Teniendo en cuenta que quien lo vende por LaceMarket cobra 14 dólares extra por el envío pero que ya ha recibido dos pujas, podemos pensar que se está vendiendo al mismo precio que le costó con los envíos desde Japón o incluso un poco más, ya que siempre es más fácil comprarlo dentro de tu propio país y que haya sido otra persona la que haya "tramitado" la compra desde Japón y, por eso, vale la pena pagar un poquito más.

BLUSAS

Ésta es la blusa más cara que encuentro ahora mismo en LaceMarket:

 Esta prenda costaba 13860 yenes (104€ actuales) cuando salió a la venta en el 2008. En LaceMarket se vende nuevo y con etiquetas, pero ¡prácticamente al doble del precio original!

Si buscamos por las prendas más baratas nos encontramos artículos offbrand, de TaoBao, cutsews y camisetas, menos "aprovechables" dentro del Lolita, ya que están relegadas prácticamente al Casual Lolita.


¿ES MORAL?

Hoy he decidido limitarme a lo que veo a día de hoy en una plataforma concreta, sin analizar los precios que han alcanzado algunos diseños en el pasado y sin aventurarme a lanzar predicciones. Sin embargo, me gustaría analizar el negocio de la compra-venta en el Lolita, ya que la mayor parte de las personas simplemente venden lo que ya no les gusta o no les sirve, pero hay un porcentaje importante de Lolitas que se dedican a comprar y vender como parte de su manera de vivir el Lolita. Lo comparo con el mercado de las réplicas, del que ya he hablado en el pasado (aquí tienes mi post más reciente y objetivo). Si partimos de la idea de que las réplicas están mal porque están elaboradas por empresas o particulares que se lucran con los diseños de otros, ¿hasta qué punto es moral lucrarse vendiendo un vestido o una blusa por el doble de su precio real? Es verdad que todos somos libres de vender nuestras posesiones al precio que queramos o podamos (porque otra cosa sería que alguien estuviera dispuesto a pagarlo) pero a veces nos llenamos la boca criticando a los fabricantes de réplicas pero estamos dispuestos a pagar cantidades desorbitadas por un diseño original, a una persona que no es el diseñador ni la empresa que lo contrata, porque otra persona antes que nosotros ya pagó el precio de venta oficial anteriormente.

¿Opiniones? ¡Me encantaría saber vuestras experiencias e ideas!

2 comentarios:

  1. Ay LaWi, si te contara. He tenido esa experiencia en mi país y en LaceMarket y al menos yo no lo veo con buenos ojos. Recuerdo un Bodyline que vendí en 500mxn y que la compradora estuvo vendiendo en 850mxn cuando yo ya le había dado buen uso al vestido y supongo ella también. En LaceMarket me pasó el vender un JSK en 150 dólares con envío y ver a la compradora luego venderlo en 200 dólares más envío. Me pone muy triste ver que esas acciones son muy comunes y no parecen terminar pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buf, qué verguenza ajena me dan esas cosas... Luego uno como tercer (o cuarto, o quinto) comprador no tiene ni idea de esas cosas TT_TT

      Eliminar