lunes, 6 de marzo de 2017

Gothic Lolita





Junto al Sweet Lolita, el Gothic Lolita es uno de los estilos más conocidos entre aquellos ajenos a esta estética. Es reconocible por el uso de colores oscuros pero intensos, como el negro, borgoña, morado, azul oscuro o blanco: Los contrastes entre estos colores son habituales junto a los motivos de murciélagos, cruces, rosas, candelabros o castillos, entre otros.

Dentro de este subestilo pueden encontrarse faldas y vestidos tanto con forma de A como de campana, en función de la sobriedad que se le desee otorgar o no a cada conjunto. El maquillaje puede ir desde tonos naturales hasta un aspecto algo más oscuro y ahumado, aunque prescindiendo de maquillar la piel de blanco porque, al igual que los labios pintados de negro, se alejan de la imagen de elegancia que se intenta transmitir. 


En el Gothic Lolita el calzado puede ir desde los diseños más dulces hasta aquellos más relacionados con la cultura Gothic, como botas de plataforma o zapatos Rocking Horse.  Ocurre lo mismo con los bolsos, que pueden verse desde los diseños más sencillos, redondos o rectangulares, hasta aquellos con forma de ataúd o de calavera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario