martes, 31 de mayo de 2016

Más cambios de look

¡Hola!

Hace algo más de dos semanas fui a cortarme el pelo, pero me atreví con un look algo más arriesgado. Le pedí al peluquero que me rapara los lados de la cabeza con un ligero degradado y que me dejara más largo el pelo de arriba:


Y como sentía que al corte de pelo le faltaba algo, que era demasiado atrevido para mí pero que mi color de pelo natural era muy normalito, a la semana siguiente fui a que me lo tiñera de rubio-dorado oscuro:



No había publicado este cambio de look en mi blog ya que ha sido un poco chocante verme a mí misma con tan poco pelo, ¡casi tan "dramático" como cuando me hice el pixie cut hace unos meses! Ahora ya me he acostumbrado y he encontrado mi propio estilo dentro de este corte tan... corto, y aunque no sé si lo repetiría, la verdad es que ha sido una experiencia diferente y divertida. Nunca me había decolorado el pelo, y me alegra haber esperado a tenerlo corto para hacerlo, ya que se siente mucho más áspero y seco que cuando estaba natural. Es normal, y lo cuido con los mejores productos que encuentro, pero mi pelo es realmente finito y me tenía bien acostumbrada a notarlo suave entre los dedos. Sin embargo, creo que cuando acabe el verano y la temporada de playa me atreveré a decolorármelo de nuevo y a darle un toque rosa, ¿cómo lo ves?

Si quieres saber qué estilo de pelo me ha gustado más de los que he llevado en este año, haz click aquí ~

miércoles, 25 de mayo de 2016

Lolita 52 Challenge ~ How Lolita has changed me

¡Y llegamos al final del Lolita 52 Challenge! Este reto, que he ido recopilando en esta etiqueta, ha sido una forma divertida y diferente de crear contenigo para mi blog y de mantenerme al hilo con las novedades Lolita. Y es que desde que cerró Lolita in Wonderland y dejé de tener la responsabilidad de mantener actualizadas varias redes sociales relacionadas con el Lolita también me perdí un poco en cuanto a las noticias de este mundillo, pero el Lolita 52 Challenge ha sido una forma de no perder del todo la conexión con los diseños de las grandes marcas, por ejemplo.



El tema que propone este reto para terminar un año entero de post semanales es "Cómo me ha cambiado el Lolita". No sé muy bien qué contar bajo este título, ya que considero que el Lolita no me ha cambiado, sino que ha sido una vía para expresar una parte de mí que no sabía cómo reflejar. Es algo de lo que he hablado varias veces desde que inauguré este blog: Para mí, el Lolita es una forma de expresar mi feminidad sintiéndome a gusto conmigo mism@.  Me ha servido para aprender un montón de cosas, sobre mí misma, sobre cómo interactuar con otras personas, sobre arte, literatura, cine, música... Por eso me da pena ver cómo hay personas que viven sólo la parte del Lolita relacionada con la moda, ya que aunque lo respeto (cada uno puede adaptarlo a sus gustos y a su estilo de vida) creo que es una cultura que aporta muchísimo más.


Ahora me toca pensar cómo darle vida a este blog sin las ideas del Lolita 52 Challenge. Quizás actualice sólo una vez a la semana, como he estado haciendo con los temas "libres" cada fin de semana. ¿Ideas?

Fotos: Dos de los coordinates que más me han gustado entre las nuevas combinaciones que he hecho esta primavera.

domingo, 22 de mayo de 2016

Lolita: Una (r)evolución estética

El siguiente artículo fue redactado por mí para Tokyo Station Magazine, y hace tiempo que quería compartirlo también en mi blog. Puedes verlo en su publicación original haciendo click aquí.

 El rol tradicional de la mujer japonesa, incluso en los años ochenta, era el de esposa y madre. Por entonces, muchas mujeres jóvenes se sentían presionadas socialmente para que abandonaran su carrera profesional y se dedicaran plenamente a su familia. En oposición a esta situación de dependencia de la mujer y a las dificultades sociales que encontraban quienes no deseaban dirigir su vida exclusivamente hacia el ámbito familiar, surgió el lolita. Inspirado en la época victoriana, el rococó y el barroco, fusiona algunos elementos muy característicos de estas épocas clásicas con la cultura pop actual, y lo traduce en un movimiento artístico, cultural y estético.  La dulzura, la elegancia y lo macabro se fusionan bajo la poética imagen de la muñeca rota, de la dama de época, de la magia de soñar despierto, en una estética que no entiende de diferencias entre géneros.

Su relación con el mundo de la moda ha derivado en que la estética lolita haya evolucionado mucho a lo largo de las décadas. Si bien las normas que diferencian un conjunto lolita de cualquier otro se mantienen, y la inspiración en épocas pasadas no se ha perdido, la variedad de diseños disponibles se ha enriquecido mucho. Las primeras fotografías de catálogos de marcas como Pretty (posteriormente Angelic Pretty) o Baby the Stars Shine Bright muestran conjuntos sobrios, en los que se asentó la silueta propia del lolita. Los tejidos eran sencillos, de colores lisos o estampados floreados, y se combinaban con zapatos de plataforma y punta redonda. El encaje decoraba los bajos de las prendas y los detalles de las camisas, casi siempre en color blanco o negro. Las cofias y los grandes lazos eran un elemento común en casi cualquier conjunto lolita.



A finales de los años noventa y principios del siglo XXI, el lolita pasa por una etapa introspectiva en todos los ámbitos: Se promueve la estética lolita como una forma de expresión sin restricciones, pero a la vez se le resta importancia a favor de la creación artística. También es la época de mayor difusión del movimiento lolita y, por tanto de su estética. El diseñador y escritor Novala Takemoto promovía la imagen de una doncella moderna, que busca su propia felicidad y no necesita depender de los demás, de la que su personaje literario Momoko Ryugasaki es uno de los mayores exponentes. Mana, miembro de la banda de Visual Kei Malice Mizer, crea su propia marca lolita en 1999 y en el año 2001 funda la revista Gothic & Lolita Bible, que se dedicaba tanto a la moda como al estilo de vida que promovía el lolita. La estética es muy similar a la de los años anteriores, aunque surgen nuevas marcas y se experimenta un poco más con los tejidos. Es el momento álgido del Gothic Lolita, que acompañado de motivos de cruces y ataúdes, llega a Europa a través de Internet.

A partir del año 2004 comienzan a dejarse de lado los colores planos combinados con blanco o negro, que pasarán a considerarse Old School, y se innova mucho en los cortes y diseños de las prendas. Algunas marcas, como Baby the Stars Shine Bright o Angelic Pretty, se inspiran en cuentos clásicos para crear prints sencillos. Esta tendencia sigue en aumento en los siguientes años, en los que las marcas principales asientan el estilo con el que se identifican actualmente. El gothic lolita comienza a verse eclipsado, lentamente por el sweet lolita, debido en parte al auge de la popularidad de algunas modelos que protagonizaban los catálogos y las sesiones de fotos de  las marcas de estilo sweet lolita para las revistas Kera y Gothic & Lolita Bible. Cuando en el año 2009 la modelo Misako Aoki, que personalizaba la imagen de una muñeca perfecta, fue nombrada Embajadora Kawaii por el ministerio de Asuntos Exteriores japonés, esta popularidad alcanzó el ámbito internacional. Además, los prints y diseños de estilo sweet eran cada vez más elaborados, delicados y originales, lo que atrajo a muchas personas hacia la estética lolita.


Maki y Asuka, diseñadoras de Angelic Pretty, se convierten también en dos modelos a seguir por muchas lolitas, lo que populariza una serie de complementos que hasta la fecha habían sido poco habituales en el lolita: Pelucas de colores fantasía, accesorios de plástico o pestañas postizas, entre otros. Cabe destacar que realizar conjuntos completos utilizando los complementos que cada marca lanzaba con sus respectivas colecciones textiles se convirtió en una tendencia en aumento, de manera que muchas lolitas llegaron a coleccionar la bisutería y los bolsos que habían sido diseñados expresamente para cada uno de sus vestidos y faldas.


 En los últimos años las marcas más populares se han atrevido a innovar pero sin salir demasiado del estilo que las identifica, mientras han surgido numerosos diseñadores independientes que ofrecen productos originales y creativos con un rango de precios muy variado. Las posibilidades de encontrar un estilo lolita o una marca con el que cada persona pueda identificarse son más altas que nunca, si bien las prendas más clásicas y los diseños más antiguos siguen utilizándose porque, dentro de esta estética, nada pasa de moda.

miércoles, 18 de mayo de 2016

Lolita 52 Challenge ~ Predict the next Lolita trend!

¡Buenos días!

Este es el penúltimo post del Lolita 52 Challenge, que me pide predecir la próxima tendencia Lolita. Lo tengo bastante fácil, aunque no es ninguna predicción sino más bien una obviedad: Después de los eventos Under the Sea y Mermaid Opera, y teniendo en cuenta que ya estamos prácticamente en verano, creo que la nueva moda serán los motivos marinos. Conchas, sirenas, medusas, barcos hundidos... Dejando a un lado el Sailor Lolita y dándole una vuelta de tuerca a los motivos submarinos que ya se habían visto en algunas marcas. ♥ 

Espectacular colgante de Automatic Honey


Y es que hace algunos años que la moda en el Lolita viene marcada por los outfits que se llevan en los eventos internacionales y no tanto por los diseños de las grandes marcas, ¿no te parece?

domingo, 15 de mayo de 2016

No es una religión

Este post es un recordatorio a esa minoría de personas que se obsesionan con lo que es el Lolita, cómo debe lucirse, vivirse y compartirse. Sé que son muy pocas personas pero existen en todas las comunidades, dentro y fuera del Lolita, dentro y fuera de España. Querid@s amig@s: El Lolita no es una religión. No se confundan, no tenemos unos mandamienos que cumplir y nadie se merece que le apedreen por saltarse el código de vestimenta más tradicional. Aunque la publicación periódica más importante sobre Lolita se llame Gothic & Lolita Bible, y que estemos acostumbradas a ver a Mana rodeado de cruces... No es una religión.


La situación no es nueva: Siempre han existido personas que tienen una visión más cuadriculada del Lolita y que quieren que el resto compartan su punto de vista a toda costa. Y la forma más sencilla es a través del acoso, de la crítica destructiva y de los comentarios en grupos privados en servicios de mensajería y redes sociales. A veces no se trata sino de una actitud ligeramente agresiva en foros o en comentarios de fotos, que se sueltan un poco al azar, pero en otras ocasiones están enfocados a personas concretas. En mi experiencia he visto cómo algunos grupos de personas pueden llegar a juzgar y a atacar a otros, sobre todo si tienen cierta popularidad en la comunidad, si no encajan dentro de sus expectativas. Y el problema es suyo, porque nadie está obligado a responder a lo que otra persona espera de ella si no hay ningún acuerdo entre ambas partes. No se puede considerar que fulanito de tal ha fallado a la comunidad Lolita por llevar un coordinate que se sale de lo estándar,  ni ofenderte porque hay Lolitas en tu ciudad que no pueden/quieren acudir a la Tea Party que estás organizando. Las principales víctimas de estas actitudes son las propias personas que las provocan, porque se llenan de amargura y de rabia mientras los demás seguimos adelante con nuestras vidas. 

 Que no se me malinterprete: Yo soy la primera que, si me preguntan, opino si un conjunto es Lolita o no. Y si me siguen preguntando, puedo decir lo que más me gusta o me disgusta del outfit. Pero soy consciente de que la ropa Lolita puede utilizarse fuera del estilo; e incluso dentro del Lolita con complementos y combnaciones poco vistas. ¡La magia de la creatividad! Y todos somos libres de compartir nuestra opinión si se nos pide una crítica constructiva (si no, no es asunto nuestro). Pero de ahí a atacar con comentarios totalmente sacados de contexto y exagerados respecto a la supuesta posición de esa persona dentro de la comunidad, hay todo un mundo. 

Uno de los problemas que más me entristecen de la comunidad Lolita es esa tendencia a idealizar a otras Lolitas que son chic@s como uno mismo, que se visten como quieren y cuando quieren, que puede apetecerles o no ir a determinados eventos, o que incluso quieren acudir pero no pueden. Que Fulanita no acuda al superevento Lolita que se organiza en su ciudad no significa que desprecie a sus organizadores ni que esté convirtiéndose en una decepción para la comunidad. Que el bloguero de turno, ése que viste kodona de vez en cuando, vaya a tu Tea Party pero luego no haga una crónica en su blog no significa que haya ido para nada. Que esa chica de la que te encantan sus vídeos y sus conjuntos empiece a combinar el Lolita con otros estilos no la convierte en una traidora. Todo esto puede sonar exagerado, ya que afortunadamente el porcentaje de personas que he visto comportarse de esta manera es pequeño, pero me ciño a mi propia experiencia y a los comentarios que he visto en foros y redes sociales en los cinco años que llevo en el Lolita. 

"¿Pero qué hace ésta que antes era mi ídola y ahora sólo compra Bodyline? BANG"
 Aquí termina mi recordatorio. El Lolita no es una religión, así que no hay herejes, sacerdotisas ni discípulos. Divirtámonos disfrutando y aprendiendo juntos, experimentando y expresándonos con el Lolita en todos sus ámbitos. Vive y deja vivir. 


Los gifs que acompañan este post son de Deerstalker Pictures y sus divertidísmos vídeos de humor

miércoles, 11 de mayo de 2016

Lolita 52 Challenge ~ What's in my closet, but I haven't worn yet!

¡Hola!

La verdad es que el Lolita 52 Challenge de hoy no tiene mucho interés, ya que trata sobre alguna prenda de mi armario Lolita que aún no haya estrenado... Y ahora mismo no tengo nada que no haya utilizado al menos una vez.  La verdad es que no soy una persona que se compre ropa frecuentemente, así que las cosas lolitiles que me regalaron en Navidades están todas estrenadas :-D 

Pero nada no dejar el post vacío, voy a enseñar una camiseta que sí que tengo pendiente de estrenar y que no tiene absolutamente nada que ver con el Lolita:


sábado, 7 de mayo de 2016

Inspiración: Pastel & Kitsch

Estoy trabajando en los nuevos diseños para El Taller de los Ciervos, intentando conseguir una colección con toques kitsch, románticos y con tonos pastel, que resulten delicados a la vez que veraniegos. Éstas son algunas de las fotografías en las que encuentro inspiración para estos diseños.








Mi principal inspiración, sin embargo, es mi muñeco de Lapin & Me, que fue de donde surgió la idea de buscar esta temática en esta colección. Me sirve como referencia para saber si cada diseño tiene el estilo que busco, y no desviarme:


viernes, 6 de mayo de 2016

Lolita 52 Challenge ~ My favorite Lolita print

¡Ya queda menos para terminar el Lolita 52 Challenge! Este mes será el último con estos posts. El tema que se me propone para hoy es "mi print Lolita favorito".  Se me vienen a la mente tres prints diferentes, ¡qué indecisión!

El primero es el Night Fairy Fantasia de Alice and the Pirates. Es Peter Pan, así que no tengo nada más que añadir ♥
Mi siguiente obsesión es el print de Pippi Calzaslargas de Emily Temple Cute:


Y para terminar, esta maravilla de print inspirado en Los Miserables: