jueves, 28 de abril de 2016

Lolita 52 Challenge ~ My "signature" outfit

¡Hola!

He tenido tan poco tiempo para dedicar al blog que estoy dictando le esta entrada al blog desde mi móvil, confiando en poder revisarla desde el ordenador un poco antes de publicarla. Esta semana me toca hablar sobre qué conjunto Lolita creo que me identifica más. Me cuesta decidir entre dos de ellos: Uno de mis conjuntos más utilizados con mi JSK de Emily Temple Cute; u otro con mi Dear Celine. Cómo del primer vestido ya hablé la semana pasada voy a darle la oportunidad a mi sobreutilizada combinación de tonos tierra con mi Dear Celine.

Todo comenzó cuando estaba empezando a enamorarme del Mori Kei: de repente aparece ante mí un vestido estampado con ciervos, bellotas y ardillas, y no me pude resistir.  incluso antes de recibirlo ya había comprado una camisa a juego, estampada con mariquitas. Las medias beige vinieron después, y con una ligera variación en éstas, en el bolso y el calzado... Surgió mi "signature outfit".

 

domingo, 24 de abril de 2016

Mi propio Spa facial

 
¡Buenos días!



Hoy quiero compartir contigo una rutina de tratamiento facial que hago cada 10 ó 15 días en casa para hidratar y limpiar mi rostro. No soy ninguna experta en estos temas (sé más bien poco para la edad que tengo) pero con el tiempo he encontrado una serie de pasos y productos que me funcionan muy bien. Te animo a dedicarte un rato de vez en cuando para cuidar tu piel, tanto si pruebas los productos que yo uso como si los sustituyes por tus favoritos. Y por supuesto, ¡se admiten ideas y correcciones!
Como normalmente mi "spa facial" es una rutina que hago por la noche, dos o tres veces al mes, suele ser cuando estoy en casa por la noche lista para ponerme el pijama y descansar. Así que empiezo desmaquillándome con agua micelar y luego limpiándome la cara con mi querido Egg Pore, porque siempre hay algún resto de maquillaje invisible al ojo que se queda en la piel.

Uy, ya casi no me queda agua micelar...
Después de este paso, me toca la sauna. Es decir, caliento agua hasta que esté a punto de hervir y me coloco sobre el caldero/bol (en mi casa el agua del grifo sale MUY caliente, así que no necesito encender el fuego y la sirvo directamente en una ensaladera pequeña) con una toalla sobre la cabeza y dejo que el vapor abra los poros de la piel de la cara. Algo así. En apenas ocho o diez minutos ya noto la piel ligeramente sudorosa y es el momento del siguiente paso:


Exfoliar. Yo utilizo este exfoliante de Sensilis, a base de arroz y coco, que es mi favorito. Es de granulado en seco, así que puedes utilizarlo directamente sobre la piel húmeda o mezclarlo con un jabón facial. Si necesitas retirar puntos negros, éste es el momento.

Así luce el exfoliante seco.
Después de limpiar bien los poros con el exfoliante y retirarlo con agua tibia, me pongo una mascarilla hidratante. A veces utilizo mascarillas desechables, otras veces opto por una crema que hidrate y cierre los poros (rara vez, ya que no tengo mucho problema con ellos) y otras veces utilizo el Tomatox Magic Massage Pack de Tony Moly, una de mis mascarillas favoritas, sobre todo cuando voy a ducharme justo después. Así aprovecho y en la ducha me quito los restos de mascarilla, ya que es de las que necesita aclarado.

Y esta soy yo después de todo el proceso, con el pijama y el pelo limpio de la ducha incluidos. Ni la foto del principio del post ni esta tienen ningún tipo de retoque, más que un filtro frío para quitar el color amarillento de la luz del baño. La mayor diferencia es la suavidad de la piel después del tratamiento, pero también se ve bastante menos tensa y con menos ojeras. Eso último creo que es "culpa" del Tomatox. ♥

Y tú, ¿tienes alguna rutina de cuidado facial de este tipo?

miércoles, 20 de abril de 2016

Lolita 52 Challenge ~ The item in my wardrobe that was the hardest to get

¡Hola a todos!

El tema de hoy en el Lolita 52 Challenge es "Qué prenda de mi armario me ha costado más conseguir". Como es de temática Lolita, no voy a hablar de mis Dr. Martens (mwahahahaha!) sino de mi primer Emily Temple Cute.

Dejando de lado lo mucho que me costó ahorrar para conseguir tener un presupuesto decente para comprarme el que fue mi primer vestido de marca, me pasé muchos meses navegando por webs de venta de segunda mano buscando un ETC que me gustara, que se adecuara a mi presupuesto y que fuera de mi talla. Y finalmente lo encontré. Y tuve que esperar un mes a que llegara de EEUU, y cuando llegó apestaba a armario cerrado. Pero ya era mío ♥ 


domingo, 17 de abril de 2016

¡Videojuegos! Pt. 1

¡Buenos días!

¡Llevaba tiempo querendo escribir sobre videojuegos, y hoy toca! Aunque llevo jugando a videojuegos desde mediados de los años 90 (el primero de todos, el Aladín del MS DOS) no me considero gamer, ni mucho menos. Hay varios juegos que me encantan y que llevo años jugando, otros que disfruto esporádicamente y otros que quedan en el baúl de los recuerdos. Pero para estos últimos debería dedicar un post entero, ¡porque valen la pena!

Entonces, ¿a qué juego actualmente?

Los Sims

Mi favorito por encima de todos. A principios de los 2000 fui a casa de una amiga y su hermano había comprado el juego, así que lo probamos sin tener ninguna idea de qué teníamos que hacer. Pero fue amor a primera vista, y me lo compré poco después. De nuevo, sin saber mucho cuál era el sistema. Desde entonces y hasta ahora, centenares de sims han muerto incinerados en mis unidades familiares con diferentes grados de calidad gráfica según ha evolucionado el juego.

Mi hermana y yo jugando a Los Sims 1 cuando éramos pequeñas.
 Desde aquella época en que no sabía en qué botón se pausaba el juego pero acabé por aprener incluso a recolorear mis propias skin en el Paint, con todas las expansiones de Los Sims 1 (muchas se me han extraviado con el tiempo), todas las de los Sims 2, algunas menos de Los Sims 3 (mi hermana fue la encargada de ir haciéndose con esa colección) y poco a poco adquiriendo las de Los Sims 4. Estoy a punto de que me salga un plumbob sobre la cabeza. 

World of Warcraft



Mi juego nº2. Juego esporádicamente, porque es de suscripción mensual, así que acabo pagando unos cuatro o cinco meses sueltos cada año. Normalmente espero a tener ganas de verdad de jugar (y ahora me están dando muchas) para pagar la mensualidad. Llevo jugando desde el año 2009, aproximadamente, primero con cuentas de prueba y luego con la mía oficial una vez tuve una conexión a Internet con la que valía la pena comprar el juego. Tengo predilección por los cazadores y los brujos; los elfos de la noche, tauren y trolls; y por la ciudad de Forjaz ♥  

Age of Empires / Age of Mythology


Hace muuuuchos años pasaba muuuuucho tiempo intentando conectarme a partidas en LAN o por IP (depende de con quién jugara) y muuuucho tiempo jugando al Age of Empires. Después llegó el Mythology y volví a enamorarme. Nunca he dejado de jugar a estos juegos, y aunque pueda estar uno o dos meses sin ejecutarlos, siempre estan instalados en mi ordenador.

Sim City


El Sim City 3000 fue otro de esos juegos en los que pasé muchísimas horas, y seguiría pasándolas si mi ordenador pudiera ejecutar correctamente el juego. Mientras tanto, me divierto con el Sim City 5, una evolución más que correcta del juego que tanto me enganchó desde principios de los 2000. 

Monkey Island


Se me dan muy mal los juegos de aventuras de este tipo, ¿vale? Todo empezó con el Curse of Enchantia y continuó con el Simon the Sorcerer hasta llegar a Monkey Island, pero se me dan fatal y necesito tener una guía. Nunca me he podido terminar ningún juego del Monkey Island, pero disfruto mucho jugándolos. Y repitiendo la partida desde cero cada vez que hay que formatear el ordenador.

Roller Coaster Tycoon


En el post que quiero escribir en el futuro sobre los videojuegos que me engancharon en el pasado estará el Theme Park World. Desde él llegué a probar el RCT 2, que me pareció brillante, y el RCT 3 que está bastante entretenido pero parece una fusión entre su versión anterior y el Theme Park World. Y para eso, aunque tiene un diseño muy bonito, prefiero jugar a estos últimos. Me gustan mucho los juegos con modo sandbox en los que puedes gestionar y diseñar tu propio mundo, así que el Roller Coaster Tycoon siempre ha estado entre mis preferidos.

Tetris

Sigo jugando al Tetris en mi Game Boy Color. Qué pasa.

jueves, 14 de abril de 2016

Lolita 52 Challenge ~ Parasols: Vital or frivolous?

¡Hola!

Esta semana toca hablar de un complemento que nunca he utilizado: El parasol o sombrilla. Aunque el título del reto de esta semana en el Lolita 52 Challenge lo plantee como algo básico o algo frívolo, yo lo considero una opción muy personal. 

Autor desconocido
En verano no suelo vestir Lolita, porque llevo muy mal el tema de las altas temperaturas: Enseguida se me baja la tensión o me da un golpe de calor, así que evito incluso los pantalones vaqueros largos entre julio y septiembre. Por otro lado, lo que sí aguanto bastante bien son los rayos del sol, ya que enseguida me bronceo y no me importa para nada. Por eso nunca he tenido la necesidad de utilizar parasol, ya que en verano acabo pasando los días con vestidos sin mangas o pantalones cortos, y con un poco de protección solar en la cara y en los brazos. Por otra parte, no me gusta llevar nada en las manos, e incluso me cuesta decidirme a cargar con el paraguas en los días de nubes durante el invierno.

Hay muchas chicas, lolitas o no, que no quieren ponerse morenas o que simplemente tienen algún grado de intolerancia a los rayos UVA. Para ellas, el parasol es un complemento básico.

sábado, 9 de abril de 2016

Trastorno de ansiedad

Mi historia en cicatrices. Muchas de las marcadas en color rojo ya se han desvanecido.

El pasado mes de marzo, una lolita española compartió por sus redes sociales una fotografía sobre un asunto grave que ella sufre y que muchas personas tienden a considerar como una llamada de atención por gusto. Inspirada por su valentía, y animada por mi propia experiencia, me he atrevido a dedicar un post a uno de mis demonios: El trastorno de ansiedad.

No quiero hablar de mi experiencia teniendo transtorno de ansiedad, más allá de afirmar que es algo que cuando miro hacia atrás, me doy cuenta de que de pequeña ya tenía síntomas de que algo de esto pasaba; y de que hace varios años pasé una etapa muy mala que conseguí superar. El trastorno de ansiedad sigue ahí, pero los ataques de pánico son más fáciles de controlar, tengo mis herramientas para que las consecuencias sean lo menos desastrosas posible e incluso puedo pasar meses y meses sin sufrir un ataque de pánico.


Estoy cansada de que las enfermedades y trastornos mentales que no tienen ningún reflejo visible entre la ropa (debajo de la ropa a veces se acumulan marcas y cicatrices que no se ven) no existen. En esta sociedad, si estás tan enfermo que tienes que ir corriendo al baño a vomitar, puede que te excusen de las clases o del trabajo por ese día. Si estás tan tenso que tienes que irte corriendo al baño porque empiezas a temblar y a hiperventilar, estás exagerando, y tienes suerte de no llevarte además una reprimenda por tu mala actitud. "Pero si tengo tratamiento médico", dirás. Les da igual. Piensan que es todo un cuento.



Y el trastorno de ansiedad es mucho más común de lo que pensamos. Es algo que, por verguenza y miedo al qué dirán, callamos. Yo misma he tardado años en atreverme a escribir algo en mi blog en el que hable directamente de este asunto. ¿Y porqué? Nos enseñan a no mostrar debilidad, nos enseñan a que llorar y "hundirse" es de débiles. Cuando tienes un ataque de pánico hiperventilas, lloras, gritas, te pones rojo, te clavas las uñas en la piel. Aparentas ser débil, por que te han enseñado que ese comportamiento es de débiles, y no quieres. Lo que no se te ocurre pensar en ese momento, es que eso te pasa porque has estado aguantando tanto que explotas.


Y un ataque de ansiedad no es sólo pensar que te vas a morir, que no te entra el aire, pensar que te están mirando y estás montando un numerito. Son los minutos, las horas, los días previos en los que sabes que en cualquier momento saltará la tapa del hervidor. Son las horas, los días posteriores, en los que pareces un zombi, porque un ataque de ansiedad deja tu cuerpo en un estado de agotamiento tremendo. 



Y esto no ocurre exclusivamente ante la presión del trabajo o de los exámenes. Te puede pasar cuando no aguantas más la rabia y la tensión después de discutir con alguien, te puede pasar mientras estás de fiesta y sin razón aparente, te puede pasar porque estás agotad@ después de una semana complicada con los niños. Te puede pasar porque sí, porque te da ansiedad y no se debe a nada en concreto, porque todo te asusta y te preocupa, porque de pronto te despiertas y empiezas a llorar. O porque algo tan sencillo como hacer la cama o recoger los apuntes parece una tarea imposible de conseguir. Y entonces hiperventilas, te salen las lágrimas, no te entra el oxígeno, no puedes caminar. Empiezas a caminar, pero no puedes avanzar. A cada paso el corazón se te acelera y parece que te vas a desmayar. Y todo es un esfuerzo sobrehumano. Y a veces, la única manera que tienes de librarte de esa ansiedad, es con tus manos y con algo muy afilado o muy caliente. Hasta que aprendes que también puedes desahogarte garabateando, dibujándote espirales y rayones en la piel con un rotulador, escribiendo todo lo que se te venga a la mente en ese cuaderno tan bonito que guardabas para cosas bonitas. Y eso es bonito, porque te está curando. Todos tus miedos y dudas se quedarán en él, fuera de tí. 



Si no sabes de lo que te estoy hablando, pero has visto algo así en una persona de tu entorno, ayúdale. No le juzgues, hazle saber que estás ahí. Lee acerca del trastorno de ansiedad, pregúntale qué necesita y qué le ayuda. A veces es suficiente con tener una mano que te sostenga cuando parece que el mundo te está tragando.


Tener trastorno de ansiedad es vivir constantemente con esa sensación que tienes cuando pisas mal un escalón y piensas que te vas a caer.

miércoles, 6 de abril de 2016

Lolita 52 Challenge ~ Something that was a gift

¡Hola!

Estaba esperando que llegara este post, en el que el Lolita 5 Challenge me propone hablar de algo que haya sido un regalo, para hablar de mis zapatos nuevos: Y es que son un regalo de parte de mi amiga María, que también es Lolita ♥ Me encantan y ya los he utilizado varias veces desde que me los regaló. María se porta muy bien conmigo y no me la merezco :3

Estas Tea Party de Secret Shop son de color chocolate, uno de mis favoritos dentro del Lolita, y es un tipo de calzado que nunca había utilizado. Sin embargo, estos zapatos fueron uno de mis primeros contactos con el Lolita hace muchos años, porque me parecieron adorables incluso antes de saber qué eran. Me hizo mucha ilusión tener unos, en este color, y que fueran un regalo de una buena amiga como María :D


domingo, 3 de abril de 2016

Marzo~

¡Buenos días!

Este mes apenas he podido actualizar el blog, ¡incluso el Lolita 52 Challenge se ha retrasado de los miércoles a los jueves! Y es que desde principios de mes he estado trabajando en dos proyectos de redacción de contenidos (un trabajo que me apasiona), en El Taller de los Ciervos (un trabajo que me relaja) y en la tienda en la que soy dependienta (mi trabajo a jornada completa, de lunes a sábado). 

Porque yo lo valgo~
Las primeras semanas fueron una locura, porque tenía que cumplir con los plazos de entrega. Después llegó la Semana Santa y la cosa se relajó un poco, así que seguí trabajando unas 10-11 horas al día pero a otro ritmo. Y ya, esta última semana, he quedado pendiente de corregir textos y entregar los últimos coletazos. He estado estresada y agobiad, y pensaba que no iba a ser capaz de hacerlo, pero también he disfrutado todo el proceso de documentación y redacción, ¡como siempre! ♥ 

Por otra parte, en Semana Santa participé en el concurso de fotografía Fotopasión, dedicado a la Semana Santa de La Laguna, y pasé ds días con mis abuelos en La Orotava. Allí aproveché para seguir practicando con la cámara. Estas fotos son de La Orotava, las de La Laguna no las publico porque son parte del concurso:





¡Por cierto! El domingo pasado me fui de brunch por primera vez:

Las vistas desde el comedor de El Monasterio

Outfit
Parte del desayuno, incluyendo huevos de pascua