jueves, 31 de marzo de 2016

Lolita 52 Challenge ~ How strangers react to my clothes, and how I react to their reactions

¡Buenos días!

Después de un mes compaginando varios trabajos, acabo de terminar (por ahora) parte de ellos, así que al menos durante el día de hoy tengo un poco más de tiempo libre. Bueno, no tanto, porque dentro de una hora y media tengo que irme a otro de esos trabajos... ¡Pero no importa! La cuestión es que tengo un ratito para publicar en el blog y para programar algo para el próximo domingo. 

Hoy el Lolita 52 Challenge me propone hablar cobre las reacciones de los extraños ante mi ropa, y como reacciono ante sus comentarios. Es un tema del que se habló mucho en la época en que utilizábamos foros y poníamos en común nuestras experiencias. Nunca me ha gustado que me paren por la calle para decirme nada sobre mi aspecto, aunque sea positivo, y no porque me moleste en sí: Es que nunca sé qué responder. Me pilla desprevenida. Y por muy aprendido que me tenga el discurso sobre lo que es el Lolita, me trabo, tartamudeo y respondo casi cualquier cosa. Y claro, luego me arrepiento. ¡Qué desastre!

Siempre me ha hecho gracia esta foto porque hay dos personas girándose para mirarnos.

Hace cosa de tres o cuatro años había mucha gente que te sacaba fotos sin permiso, y un porcentaje algo menor de personas que te pedían permiso. He notado que el Lolita ya no despierta tanta curiosidad, al menos en Tenerife, aunque sigue habiendo gente que no espera a estar lejos de ti para comentar tu ropa con la persona que tienen al lado. En ese sentido, creo que hay una parte que he aprendido a ignorar (mi amiga Érika, si va conmigo por la calle, es mucho más consciente que yo de quién se nos queda mirando) y otra parte ha empezado a darme igual o a hacerme gracia.  Nunca fui una persona muy discreta con mi estética personal, así que los comentarios que escuchaba cuando tenía 15 años y llevaba una mochila con forma de ataúd ahora los escucho porque llevo un vestido con volantes/encaje/lazos. Lo mismo de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario