domingo, 30 de agosto de 2015

Libros antiguos~

¡Buenos días!

Hace tiempo que quería mostrar en mi blog mi colección de libros antiguos que, si bien no es muy grande, me gusta muchísimo. Y es que ahora mismo lo único que me sale bien coleccionar son postales, que ocupan poco espacio, porque los libros y las muñecas están empezando a ocupar más sitio que yo en casa. Sin embargo no puedo resistirme a mirar los libros en ls ferias de antiguedades o en los mercadillos de segunda mano. 


Fray Escoba es el primer libro de cierta antiguedad que tuve en mis manos cuando era pequeña. Aunque siempre me costó entenderlo, porque la letra me parecía muy pequeña y no comprendía porqué había viñetas de cómic entre las páginas de texto, siempre lo guardé con mucho cariño. Es una edición de 1962 bastante bien conservada. 



Hace cosa de diez años (o quizás un poco más) uno de los hermanos de mi abuela me regaló este libro de inglés que había pertenecido a otro de sus hermanos, que por lo que veo en la inscripción de la primera página empezó a estudiarlo en septiembre de 1965. Este libro de Método de Inglés me ha acompañado a un montón de sesiones de fotos, ya que a pesar de los años que tiene está en bastante buen estado y me sirve mucho como atrezzo. Me llama la atención el texto de "Al alcance de todas las inteligencias" con el que se presenta este curso autdidacta. Es una 41º edición y es de 1965.


KuDe me regaló este libro, Carlos Dickens: Su vida y sus obras, cuando lo encontró en su casa tras su última mudanza. Todavía no lo he manoseado mucho, pero tengo mucha curiosidad por él. Incluye algunos relatos cortos enteros, y resúmenes de otras novelas más largas. En las primeras páginas aclara que el Reverendo Padre Ramón Castelltort fue el responsable de la revisión religiosa de esta edición, de 1966.


Esta edición de 1969 de Veinte años después, de Alexandre Dumas, llegó a mí en un mercadillo benéfico de libros usados. Hacía algunos meses había leído otra edición antigua (en este caso, prestada) de Los tres mosqueteros, y me vino genial encontrar esta novela para continuar con estos personajes que tanto me gustan. Estoy leyéndomelo actualmente, pero lo combino con otras lecturas porque el tamaño de la letra y sus 901 páginas cansan un poco la vista. Sólo un poco. 

Compré este libro en inglés en una tienda de segunda mano por 50 céntimos, con la intención de leer La importancia de llamarse Ernesto en versión original. Es una edición de 1986.


Esta edición de 1985 de Viento del este, viento del oeste la conseguí rescatándola de la basura. Estaba amontonada junto a un montón de libros de texto junto al contenedor y me la llevé a casa. Ya había leído Peonía, de la misma autora, y mi madre me había aconsejado leer también esta novela, así que no me lo pensé dos veces y me la llevé a casa.





¡Lo mejor para el final! Estos tres libros, dos de ellos de la editorial Calleja, tambén fueron un regalo de KuDe. No tienen fecha de edición, pero por lo que he investigado por Internet, el más antiguo ( La Almendrita) puede datar de la década entre 1910 y 1920. Es el que está en peor estado, con algunas páginas rotas y la portada más dañada, pero por lo que tengo entendido ha pasado por al menos tres generaciones de niños, no es un libro que se haya mantenido guardado en una caja. El tulipán negro está ligeramente mejor cuidado, mientras que Los primos célebres están mucho mejor que los anteriores.  Éste último es de la editorial Hijos de S. Rodríguez y no de Saturnino Calleja.

viernes, 28 de agosto de 2015

Favoritos de agosto

¡Hola!

¡Se va acabando el mes y ya toca hablar de mis favoritos de agosto!

Infusión fría de té verde

Lo descubrí hace poco en el Mercadona y me gustó su sabor a piña colada, a pesar de que el regustillo a planta del té no me vuelve muy loca. Me tomo un vasito cada mañana para espabilarme poco a poco con la teína, una forma refrescante de empezar el día.



Esmaltes de uñas Kiko

Mi hermana me prestó hace poco uno de sus esmaltes de Kiko y me quedé enamorada de lo mucho que aguanta, así que este mes me compré uno para mí, en tono azul royal:

(¡Ups! Esta foto no es mía. No tengo buena luz para sacarle una foto a mi esmalte, pero es justo como éste)


Agenda Mr Wonderful

Necesito agendas. Siempre. Pero estoy cansada de utilizar agendas escolares, y me apetecía pasarme a las anuales (hay diseños fantásticos), pero no puedo estar desde septiembre hasta enero sin agenda. Así que me compré la de 18 meses de Mr Wonderful, que es un poco cara pero es muy bonita y creativa. 



Mecano

Mecano es uno de mis grupos de música preferidos desde que tengo memoria, pero este mes los he escuchado con más frecuencia que en otros momentos del año :) 


Mi nueva funda para el móvil

Mi modelo de móvil es de la marca Wiko, que no es de las más conocidas, por lo que me costó mucho encontrar una funda apropiada. Llevaba un año con la carcasa oficial de Wiko, pero no me gustaba casi nada (¡tenía la sensación de que no protegía el teléfono!) y ya estaba muy sucia y estropeada. Por fin encontré una carcasa que le servía a través de Ebay y estoy encantada con ella:


miércoles, 26 de agosto de 2015

Lolita 52 Challenge ~ My first meetup

Con la propuesta del reto Lolita 52 Challenge es el momento de recordar mi primera quedada Lolita. Fue un evento organizado por la asociación Salón Otaku, en la que por entonces era secretaria. Duró todo el día y fue en el sótano donde se solían organizar las actividades de la asociación. El fotógrafo Alby Martín estuvo por allí con una de sus cámaras de fotos antiguas y hubo picoteo durante todo el día. Para almorzar fuimos a una pizzería cercana y muy económica, a la que creo que no he vuelto desde entonces porque no está en un lugar por el que transite a pie muy a menudo.




Parte de las actividades fueron juegos de mesa y un bingo; y recuerdo que a la hora de la merienda teníamos de todo... menos azúcar para el té. En este post, que publiqué por entonces, hay muchas más fotografías.


domingo, 23 de agosto de 2015

Tu aspecto me amenaza

"Quizá la culpa es mía por no seguir la norma" 

Alaska y Dinarama, "A quién le importa"


Tu aspecto me amenaza. Y no sólo el tuyo, que llevas los brazos tatuados (síntoma inequívoco de que guardas una navaja en el bolsillo y de que piensas utilizarla en contra de la primera viejecita que pase a tu lado) sino también el del chico que acaba de pasar a tu lado con una americana turquesa y un pañuelo al cuello. Me amenaza su libertad, mi dificultad para encajarlo en cualquiera de mis estereotipos de hombre, así que debe ser algo muy malo y tener vicios ocultos. Seguramente le gusten los hombres. Espero no gustarle yo.  

Me siento amenazado por esa chica que va de la mano de su novia y por la que se viste como si fuera un hombre. Me dijeron que se cambió el nombre en el DNI y que ahora se llama Óscar... Pues hala, ahora cualquiera puede ser un hombre, no fastidies. Mis privilegios son míos, no de cualquier niñata que se aburre de tener que usar sujetador. Además, podría pasar lo contrario, y pillarme con una copa de más en una discoteca y estarle tirando los trastos a un chico-chica. O chica-chico. No lo sé, pero no quiero saberlo, así que voy a tener que denigrarte para asegurarme de que no tienes la autoridad suficiente como para hacerme entrar en razón.


Tu aspecto me amenaza, porque tienes treinta años y te vistes como una niña pequeña. No entiendo que lleves el pelo azul y pantalones con tirantes y que aún así pretendas aspirar a un trabajo estable. Y tu amigo, el que se viste con esos trajes japoneses de chica...  Me siento amenazado porque puede expresarse a través de su aspecto y de su forma de hablar, y sin embargo yo no puedo ir más allá de mis polos de El Corte Inglés y mis pantalones de pinza. No es propio de un hombre llevar falda y peluca. ¿Verdad? Yo sólo hago eso en Carnavales. Lo demás es de desviados, de personas que están fuera de lo normal, y a mí me asusta pensar que hay algo fuera de la norma que yo conozco. Me da miedo, y por eso te ridiculizo y te ataco. Nadie puede notar lo asustado que estoy, así que vas a tener que asustarte tú.


Me da miedo tener algún día una mujer que se arregle hasta para ir al supermercado, prefiero que sólo se ponga guapa para mí, su legítimo esposo. Pero tampoco que no se arregle nunca y que escape a las imposiciones estéticas de la sociedad, ¿eh? Vamos a ver, que si no puedo controlarla a través de su baja autoestima y de la inseguridad que le genera su cuerpo y su imagen no sé para qué la quiero. 

(Se detecta la ironía, ¿verdad?)

miércoles, 19 de agosto de 2015

Lolita 52 Challenge ~ 10 facts about my Lolita wardrobe

¡Hola!

Como cada miércoles, dedico mi blog a alguna cuestión Lolita de las que propone el reto Lolita 52 Challenge. Hoy hablaré un poco de mi ropa con una lista de 10 datos acerca de mi armario. ¡Intentaré que sean curiosos, divertidos e interesantes!

1. Mi primera prenda Lolita fue un vestido que mi abuela hizo a mano inspirándose en un diseño de Fan+Friend.
Fotografía: Alby Martín
2. Casi toda la bisutería que utilizo en mis conjuntos Lolita es handmade, ya sea hecha por mí (El Taller de los Ciervos) o por Edrielle.
3. Sólo tengo una blusa de marca. Es de Innocent World y a día de hoy no la he estrenado, ya que es negra de manga larga, estamos en agosto y la compré a principios de verano. ¡Tengo que enseñarla en el blog!
4. Hay un vestido que me tienen que ayudar a subir la cremallera. Se trata del Eternal Pendulum, ya que la cremallera se atasca en un punto donde hay bastantes costuras y donde no tengo suficiente libertad de movimiento como para sujetar firmemente la tela y la cremallera a la vez.


 5. Mi abrigo y mis vestidos y faldas Lolita (y los de Hell Bunny) están guardados en casa de mi abuela, que vive en mi mismo edificio. Ella tiene mucho más espacio disponible y me cede un poco de uno de sus armarios.
6. Además del susodicho JSK handmade, mis primeros vestidos Lolita fueron comprados de 2º mano en foros nacionales, y son de Bodyline.
7. Actualmente me compro una o dos prendas Lolita al año como mucho.
8. Estoy planeando un conjunto Steampunk Lolita con el Eternal Pendulum.
9. Sólo tengo un OP.

10. No tengo ningún sombrero, aunque me encantan cómo quedan con el Lolita, nunca me veo bien con ellos.

sábado, 15 de agosto de 2015

Mi smashbook~

En mi cumpleaños me regalaron un cuaderno precioso  que me tenía enamorada desde que lo vi en el escaparate de La Niña, y decidí que no podía llegar a ser otro cuaderno más en el que se llenaran las cuatro primeras páginas y luego quedara abandonado. Llevaba un par de días viendo en Instagram fotografías de smashbooks, y aunque me daba la sensación de que era algo más propio de una adolescente que de alguien de mi edad, no podía dejar de mirar esas ideas tan caóticas, tan personales, tan creativas.



¿Qué es un smashbook? Técnicamente, es un libro en el que pegas tus ideas, tus recuerdos, lo que te inspira. Desde una tarjeta de presentación hasta la etiqueta de una botella de un refresco o la entrada del cine. Para mí, es una versión más informal del scrapbooking, ya que toma muchas técnicas y materiales pero se mezcla todo tal y como a tí te apetezca. Y si no queda visualmene bonito no importa, lo realmente importante es que para tí tenga significado. Los cuadernos más utilizados para smashbooking tienen tapas de cartón rígido pero las páginas están unidas por argollas, lo que permite que los infles con casi cualquier material aunque sea más grueso que las propias páginas. En el caso de mi cuaderno, las páginas están cosidas, así que limito un poco qué pego y qué no, para cuidarlo al máximo.

Sin darme cuenta, al poco de empezar a trabajar en mi smashbook me di cuenta de que dedicaba dos páginas a una temática concreta, sin que funcionara como diario y sin que tuvieran conexión entre unas y otras. Así, cuando pasas una página, te encuentras una "lámina" dedicada a una temática u otra, pero siempre de cosas que me gustan o me interesan. 

Las primeras páginas eran un poco cutres, pero me gustaba completarlas. Y ahora me gusta volver atrás a verlas, porque aunque no llevo ni dos meses con este proyecto, creo que he mejorado bastante:



La primera composición de la que me sentí realmente orgullosa fue la de Hawkeye, porque fue la primera en la que traté de que la estética general de la lámina fuera acorde con la temática. En este caso, colores planos y mucha sencillez:


Dos de las páginas más recientes, dedicadas a la era victoriana y a la moda femenina de la era eduardiana


Y la última que hice, hace una semana, dedicada a la familia Romanov. Me siento especialmente orgullosa de ésta porque en vez de optar por un folio blanco o por papel estampado para el fondo, teñí un folio con café y pintura roja, además de utilizar por primera vez en mi smashbook una imagen pegada en el centro de las dos páginas y fotografías quemadas por los bordes. Mi intención era transmitir a la vez una imagen de realeza y de familiaridad, pero también la contradicción de la muerte con la juventud y el lujo:


Tengo muchísimas ideas y temas que plasmar en mi smashbook, pero aún me quedan muchas páginas por completar y no tengo ninguna prisa por terminarlo. Iré completándolos según me llegue la inspiración para unas ideas u otras, ya que creo que esa es la manera de que de verdad pueda terminar este proyecto y sentirme orgullosa al ojearlo.


miércoles, 12 de agosto de 2015

Lolita 52 Challenge ~ 3 trends I wish would come back

¡Entrada nº11 del Lolita 52 Challenge! En este caso me temo que me pondré melancólica, ya que trata acerca de qué tres tendencias me gustaría que volvieran. Ahins. 

- Punk Lolita: Porfaplis. No es que sea un estilo que este deseando vestir, porque en ese caso ya lo habría hecho, pero me parece la máxima expresión del Lolita como revolución ante la sociedad impuesta. Me temo que si volviera a estar en auge, muchas personas lo vestirían sólo porque es la moda, y no tanto por su contexto, pero aún así...
 

- El Gothic Lolita más Old School: ¿Recuerdas cuando el Gothic Lolita era un estilo sencillo, con colores planos y bolsos con forma de ataúd? No se utilizaban medias estampadas, ni prints complejos. Me gusta mucho el Gothic Lolita actual, pero me encantaría ver más conjuntos con ese aire Old School que lo caracterizaba hace una década.


- La ausencia de flequillo: Sí, uso flequillo, y me encanta. Pero lo tenía antes de ser Lolita, y recuerdo que por entonces no se veían tantas modelos lolita que lo llevaran si no era porque lucían el himecut, por ejemplo. Hace unos meses Misako Aoki declaró que el flequillo era básico para la estética Lolita, y me sentó unpocobastante mal. No sé, en mi opinión para la estética lolita no es necesario nisiquiera tener el pelo por debajo de las orejas.


sábado, 8 de agosto de 2015

Instagram~

¡Buenos días!

Hace algunos meses hablaba en el blog de las apps que más utilizo en el móvil, y nombraba por encima a Instagram. Sin embargo, en las últimas semanas, se está convirtiendo en una red social a la que entro con cierta frecuencia, y que me está enganchando un poco más de lo que pensaba. ¿sabes porqué?

- Diferentes puntos de vista del lugar donde vivo: Buscando por etiquetas encuentro formas de vivir, de descubrir y de fotografiar rincones que conozco de una forma cercana.

 - Descubrir otros rincones del mundo: ¿Cómo iba a conocer el club de playa La Plancha, en la isla de Bali o las vistas desde la parte trasera del monumento del Parque del Retiro de Madrid si no fuera porque en Instagram puedo navegar por etiquetas y usuarios sin tener que profundizar en su información personal primero?


- Ideas, ideas, ideas: Una de las cosas que más me divierte de Instagram es ver cómo llevan a cabo otras personas proyectos en los que yo también trabajo. Por ejemplo, fotografías de smash books (uy, tengo que hablar de esto más adelante...) que me dan ideas para mezclar materiales y conceptos, imágenes de muñecos Sonny Angel que me inspiran para las mías propias... ¡Hay tantas opciones!


 - Celebrities: Gracias a Instagram (y Twitter) me entero de cómo les va la vida a las personas a las que admiro y en qué proyectos están trabajando. 


- Ego: No vamos a negarlo, sacarme una foto que me guste, ponerle un filtrito retro y subirla a Instagram está muy bien. Al funcionar por timeline (como Twitter), y no por tablón (como Facebook), no saturo a mis contactos con las fotos que subo... salvo que entren tan a menudo como yo.


¿Utilizas Instagram? ¡El mío es @LaWiMselC!

miércoles, 5 de agosto de 2015

Lolita 52 Challenge ~ How I first found out about Lolita

¡Hola!

El tema que el reto Lolita 52 Challenge me propone para esta semana es cómo descubrí el Lolita. En mi caso es una historia que no tiene demasiada emoción, ya que desde los quince años estoy muy interesada en la cultura japonesa y, como parte de la misma, descubrí el Lolita. Profundicé un poco más ya en la universidad, cuando no existía Ohh My Ribbon y mi blog era JapanXtreme (allá por el 2008), para el cual escribí varios artículos relacionados con el Lolita. 


De nuevo mi afán periodístico me llevó a conocerlo mejor, en este caso para Tokyo Station Magazine, y en ese momento entré en dos foros que había activos entonces: Lolita Boudoir y Lolita in the Sky. Y entonces sí que me enamoré, pasé del "vamos a comprender muy bien esto para no meter la pata escribiendo" a descubrir todo un mundo con el que me identificaba, sin que lo hubiera sospechado hasta entonces. No obstante, siempre pensé que de vestir lolita sería incapaz de utilizar vestidos o faldas, y que tiraría por el kodona, pero descubrí en el Lolita que era una forma de sentirme femenina y, a la vez, en paz conmigo misma. Todavía no me he vestido kodona.