sábado, 25 de abril de 2015

Hell Bunny~

¡Buenos días!

Aunque en este blog suelo hablar de marcas Lolita, hay otra marca de moda alternativa que en los últimos años se ha ido ganando un hueco en mi armario. Es una de esas marcas que cuando llego a la tienda (porque afortunadamente en este caso tengo cerca de casa una tienda física donde comprarla) y se me van los ojos a los diseños de la nueva temporada, el 80% como mínimo son diseños de esta marca. Estoy hablando de Hell Bunny, ¿La conoces? 

Hell Bunny ofrece diseños alternativos basados en los años 40 y 50 con prints originales. También tiene versiones más modernas (minifaldas, blusas y tops) de esas prendas, y otros diseños que pueden aprovecharse bien en el Lolita. Es el caso de los abrigos y rebecas:


La rebeca de la imagen la combino bastante con los coordinates en los que predomina el color negro acompañado de algún toque de color pastel. Y el abrigo, que a mí me queda justo por encima de las rodillas (me temo que no soy tan alta y estilizada como la modelo) me va genial para respetar la silueta lolita por la forma de la falda. Otro punto a favor de Hell Bunny es que la mayoría de sus diseños se hacen en tallas de la XXS a la 4XL, y que utiliza modelos de todas las tallas para sus catálogos. Es algo que me encanta ver y saber. ¡Toma nota! Son tallas americanas, así que si normalmente llevas una M española, es posible que en Hell Bunny lleves una S. ¡A mí me pasa con todas sus prendas, salvo los cárdigans!

En verano me vuelvo loca con los vestidos con cuello halter, para los que estoy esperando que me llegue un petticoat. Una vez lo tenga ya sólo me quedará acostumbrarme a usar las cuñas que ya tengo y con los que me lo suelo poner (aunque no aguante más de dos horas con ellas) o buscar unos zapatos de tacón que me gusten, que sean realmente cómodos y que combinen con los dos. ¡Misión imposible!:



A mí me tiene enamorada la colección de primavera-verano 2015, que puedes ver en este enlace. Mientras espero a que repongan esta maravilla de blusa (y que sea a tiempo para mi cumpleaños, porfaplis) me hice con estos pantalones: No tenía ningún pantalón hasta la cintura (porque no había visto ninguno que me gustara para mí hasta ahora) y estoy cansada de intentar que mis jeggins encajen en mi estilo cuando decido vestir un poco más rockabilly. Resultado (con otra prenda de Hell Bunny, una rebeca con cuello marinero):


 ¿Conocías esta marca? ¿Tienes algo de Hell Bunny, comprado o pendiente en una wishlist?

miércoles, 22 de abril de 2015

Lugares que quiero visitar~

Aunque me gusta viajar nunca he tenido la oportunidad de salir de las fronteras españolas. He viajado a Cataluña, Asturias, Madrid, León, Andalucía... Y siempre quiero volver a esos sitios que he visitado. Creo que lo mejor de viajar es el volver a casa, con todo lo que has aprendido y con los recuerdos que has forjado durante el viaje, y las ganas de regresar algún día a ese lugar del que te estás marchando.

Fuera de España hay varios sitios a los que me gustaría ir al menos una vez en mi vida:


Japón

Tenía que empezar por aquí, ¿no? Hace años que me intereso por su cultura, que me identifico con algunos retazos de la misma, que escribo sobre este país y que imagino todos los lugares que quiero conocer cuando lo visite.



Hawaii

Aunque la cultura hawaiiana no me apasiona tanto como la japonesa, siempre me ha parecido muy interesante. Detrás de las muñecas sesenteras con faldas de paja, bikini y collar de flores hay toda una cultura nativa y una historia desgarradora, un idioma precioso y una música aún más bonita. El hecho de que se hable inglés y de que sean islas volcánicas, como Canarias, me motiva más aún a la hora de pensar en visitarlas.



Londres

Este viaje se hace más real cada día que pasa. Llevo muchos meses ahorrando con mi familia para poder ir unos días a Londres y, si todo sale bien, no tendremos que esperar demasiados meses más. Hay muchos sitios que me interesaría visitar, conocer su ambiente y sus tiendas...



Villa Vignamaggio

Esta finca de la Toscana fue el lugar de rodaje de una de mis películas favoritas, Mucho ruido y pocas nueces. Actualmente es un hotel, así que espero poder pasar al menos una noche allí y poder despertarme sintiéndome como Hero o Beatriz.



Dubrovnik

Historia, playas y una ciudad amurallada, todo en uno. Descubrí lo bonita que es esta ciudad documentándome para un trabajo, y creo que intentaré viajar a ella al menos una vez en la vida.



Grecia

Desde que era pequeña me interesa conocer el patrimonio histórico de Grecia, pero después de ver Mamma mía se sumaron también las ganas de descubrir islas como Skopelos ♥


DisneyWorld

Soy una de esas personas que se criaron con las películas y los personajes Disney, ¡Por supuesto que quiero ir! Y las atracciones son lo de menos, yo quiero conocer el parque, los personajes y los espectáculos.



Nueva Zelanda

Los paisajes que hemos visto en las películas de El Hobbit y El Señor de los Anillos son ya tan familiares para mí que siento que quiero verlos en persona. Además, en Matamata se puede visitar La Comarca, ¡Y hasta Wellington es bonita!



Irlanda/Escocia

Mi interés por Irlanda se remonta a la época en que descubrí la música celta, aunque leer Dublineses no ayudó en absoluto a que se me pasara el interés.Con Escocia me ocurrió algo similar, potenciado porque mi actor favorito desde que era pequeña es escocés. Aunque son lugares diferentes, los he puesto en el mismo párrafo porque el interés que despiertan en mí es el mismo: Su cultura, su música y sus paisajes.




¿Has estado en alguno de estos lugares? ¿Qué es lo que más te gustó de ellos?

domingo, 19 de abril de 2015

Review ~ Macaron lip balm

¡Buenos días! ♥


Hace cosa de una semana recibí en casa mi último pedido de cosmética coreana. En este caso fue un pedido conjunto con dos personas más y para mí había comprado un bálsamo labial de It's Skin. Siempre he sido una enamorada de los brillos, vaselinas y bálsamos labiales con tarros bonitos y olores ricos. Además de encajar en esa pequeña obsesión mía, éste tiene propiedades hidratantes, así que no me lo pensé mucho al pagar los aproximadamente 5 € que me costó el producto.

En cada bote vienen 9 gr de producto, y está disponible en diferentes olores: Piña, manzana, chocolate, fresa y uva. Entre sus ingredientes incluye vitaminas E y C y manteca de karité. En la propia caja te indican que ha sido testado dermatológicamente.



En cuanto al tamaño, es mayor de lo que imaginaba, pero igual de adorable de lo que se veía en los anuncios. La "trampa" está en que una vez lo abres, el contenido del bálsamo no toca los bordes del tarrito exterior, sino que tiene un compartimento algo más pequeño dentro:


En cuanto a la textura, es similar a la de otros bálsamos pero un poco más consistente: En ocasiones me pasa que al aplicarme otros productos, levanto más crema/vaselina de lo que quería, y al final acabas con un pegote en el dedo que te sobra para los labios. Con el Macaron no me ha ocurrido todavía. Y la sensación en los labios es ligera y suave, muy agradable.  El olor es prácticamente igual que el del chicle Bubaloo de fresa, me dejó impresionada.



Conclusión:
  • Puntuación: 5/5.  Considero que aunque es ligeramente más caro que otros bálsamos labiales, también estás pagando el olor a fresa (nada "farmacéutico") y el diseño de macaron que tiene el packaging.
  • ¿Lo recomendaría? Sí, a todas las personas que les gusten los bálsamos con olores dulces y que necesiten tener los labios hidratados a menudo. Yo no puedo vivir sintiendo los labios secos, y siempre estoy aplicándome algún producto. Si no eres una persona que utilice a menudo brillos y bálsamos labiales y crees que acabarías dejando el macaron en algún rincón de tu cuarto, quizás te salga más económico una barrita de Liposan para hidratarte.
  • ¿Volvería a comprarlo? Sí. Parece que me durará bastante, y para cuando se me acabe tengo un tarrito de Carmex, así que posiblemente pase tiempo antes de que tenga que comprarlo, pero lo haría. ¡Y quizás probando otro sabor!

jueves, 16 de abril de 2015

Lolitas en Zaragoza~

¡Buenos días!

¿Sabes cuando llevas planeando algo durante un tiempo, no todos los factores dependen de tí y sin embargo sale perfecto? Eso fue lo que pasó el fin de semana pasado, en el que después de cuatro años sin salir de Canarias me fui de viaje con Kude a Zaragoza y, a pesar de las preocupaciones y los cálculos de última hora fue todo sobre ruedas. ¿El motivo? Encontrarme con algunas amigas que he hecho en los últimos años gracias a Lolita in Wonderland, especialmente personas que fueron parte de la Junta Directiva y con las que trabajé desde cerca. ¡Nos merecíamos unas minivacaciones todas juntas!

Despegando del aeropuerto de Tenerife Norte

Después de dos horas y media de avión y tres horas y media de guagua, ¡llegamos!

Y como también le había prometido unas vacaciones a Kude, él se apuntó a hacer turismo por Zaragoza, a conocer a las chicas y a inmortalizar el fin de semana con la cámara de fotos. Allí nos esperaba Anshin Doyle, que fue la anfitriona perfecta. ¡Qué paciencia tuvo para esperar a que llegáramos todas desde diferentes puntos del país y en diferentes horas! Y una vez reunidas, lo tenía todo pensado y organizado. Me hizo muchísima ilusión tener la oportunidad de conocer a estas amigas a las que por la distancia no había podido abrazar en persona. Y aunque faltó una persona, espero poder viajar a su preciosa tierra en algún momento y saludarle cara a cara.



El sábado hicimos turismo por el centro de Zaragoza, conocimos el Parque Grande, la Basílica del Pilar, el Puente de Piedra, las murallas romanas... Muchas personas se acercaron a preguntarnos de qué íbamos vestidas, si era una despedida o un traje regional, pero una vez le hablábamos del Lolita lo comprendían enseguida y nos dedicaban palabras muy bonitas. Aunque nos miraban mucho, en ningún momento tuve la sensación de burla por parte de otros transeúntes que sí he llegado a tener en mi propia ciudad. Cabe destacar que nos pilló un tiempo muy bueno y que tuvimos que optar por abrigos de entretiempo e incluso ir en manga corta en más de una ocasión ♥

En el Parque Grande

Todavía estoy impresionada por la arquitectura de la Basílica del Pilar y todo el arte que tiene en su interior




No, no tenemos verguenza.

Admirando el atardecer desde el Puente de Piedra, entre el Ebro y El Pilar...

 El domingo fue el día de las primeras despedidas, y como dependíamos de los horarios en que se marchaban algunas de las chicas y de los de los puntos turísticos, no nos dio tiempo a conocer el Palacio de la Aljafería. Lo dejamos para otra ocasión y paseamos por otro parque de la ciudad antes de sentarnos a comer unas bravas en la terraza de un bar:

¡Fotito sacada por Nia! ♥

¿Cuántas raciones de bravas puedes pedir para siete personas antes de que el camarero te mire mal?


Kude y yo nos marchamos el lunes por la mañana, llegamos a Madrid a las cuatro de la tarde y a Tenerife a las ocho de la noche (hora canaria). Aunque el conductor de la guagua de vuelta era un poco soso, el resto de personal de Alsa y de Air Europa con los que nos encontramos en nuestro viaje fueron increíblemente amables y cercanos.  ¡Y lo mismo en el hostal en el que nos quedamos! En resumen, fue un fin de semana divertido, intenso, en el que además de hacer turismo pude pasar tiempo con amigos y sentirme totalmente arropada. He aprendido mucho de cada una de las personas con las que he pasado este fin de semana y volví con muchas ganas de seguir trabajando para ser una mejor persona. Ojalá volvamos a reencontrarnos pronto ♥


jueves, 9 de abril de 2015

Preparando la maleta~

¡Buenos días!

Durante varios años de mi vida me acostumbré mucho a viajar en avión: Vivía a más de 1.500 kilómetros de la casa de mis padres y volaba cada tres o cuatro meses. Sin embargo, desde que me mudé definitivamente a Tenerife llevo más de cuatro años sin subirme a un avión.

¡Y mañana me voy de viaje! Será sólo un fin de semana y viajaré acompañada. Y como la última vez que viajé en avión apenas estaba empezando en el Lolita, a mis amigos y familiares les ha tocado aguantarme la paranoia de que me van a perder la maleta con mis queridos vestidos dentro. 

Antes de hacer la maleta

Además de la lista de cosas que tengo que facturar en el viaje y que ya me salen sin pensar por la costumbre (X camisetas, X calcetines, etc.) he tenido que hacer un listado aparte pensando en que durante el viaje vestiré Lolita. Ni me maquillo ni me peino con el mismo esmero cuando voy con petti o cuando voy con vaqueros, salvo excepciones, y lógicamente no me visto igual. 


Ése es un buen resumen de lo que tengo que meter en la maleta para vestir lolita durante el viaje. No me vale la misma mochila que llevaré de equipaje de mano, así que tengo que meter un bolso bonito en el equipaje. Y lo mismo con el calzado y los complementos. Cabe destacar que tanto en el trayecto de ida como en el de vuelta voy a ir lo más cómoda posible, porque tendremos por delante un viaje de avión+guagua de más de seis horas. Vaqueros, tenis y camiseta.


Preparando el equipaje

Hace unos días compré varios tarros especiales para viajes en el que llevar la cantidad de gel de baño, líquido de lentillas, crema hidratante, etc. que necesitaré. También compré un bote de champú que venden en tamaño "viaje" y que tiene un delicioso olor a mango.


Llevo el mismo calzado para los dos días, así que los empaqué en dos bolsas de plástico distintas y puse dentro los calcetines, para que no se deformen por estar apretujadillos. Las medias, pinzas para el pelo y diademas van dentro del bolso que utilizaré allí. También dejé en bolsas de plástico algunas cosas que pueden estropear la ropa si los dejo sueltos:


Respecto a los complementos más menuditos, aproveché una caja de una joyería y uno de los tarros del pack del que hablé antes para guardar los anillos, pulseras, colgantes y pendientes:


El resultado, a falta de guardar el petticoat y el neceser, es éste. Debajo del vestido y de la falda van el pijama, camisas, un suéter, los bloomers... Y todavía queda la ampliación que tiene la maleta a través de una cremallera, el bolsillo interior y los dos exteriores:


Ahora es el momento de imprimir los billetes y la información que necesito tener presente para el viaje. ¡Espero que no se me olvide nada!