domingo, 29 de marzo de 2015

#MeGustaQuererme

Recientemente compartí en Instagram la foto con la que inauguro este post. En ella se ve el único tatuaje que tengo y, surcando la piel, algunas de las estrías que tengo en la cadera. Son las marcas que elegí poner en mi piel y las que están ahí desde hace años porque sí, que a veces se notan más y a veces se difuminan ligeramente. Pero ni una ni otra se van. Y no tengo porqué esconder ni una ni otra. 


 La sociedad, la prensa y las pasarelas nos dicen que tenemos que ser personas perfectas. En el caso de las mujeres, debemos tener una piel de bebé, estar delgadas y tener un pelo perfecto. Nada de usar gafas (salvo que te vaya la moda hipster, pero "por favor, llévalas porque es tendencia y no por necesidad"), de tener barriguita, nada de que la piel de los muslos esté llena de estrías o que estemos por encima de los 55 kilos. Y si eres un hombre, más te vale estar fuerte y marcar músculos. Si pesas más de lo recomendado, que sea puro músculo. ¡No se te ocurra tener tripita! Pero ocurre lo siguiente: Nuestro cuerpo, que es el único lugar en el que viviremos toda la vida, merece que lo queramos tal y como es. Nuestra genética, modo de vida y experiencias forman el cuerpo que tenemos, desde la altura hasta el peso, la talla de sujetador o lo mucho o poco que se marquen los abdominales. Es un diario en el que vamos marcando, casi accidentalmente, todos los sucesos que nos ocurren a lo largo de nuestra vida. Desde que bajamos de peso cuando teníamos veinte años hasta la cicatriz que nos hicimos de niños, pasando por esa mala época en la que tuvimos acné provocado por una mala alimentación y nos dejó la piel ligeramente grasa. 

Hazle caso al manatí
 Y a pesar de ello, todos los días hay hombres y mujeres que se levantan por la mañana, se miran al espejo, y se dicen cosas horribles. ¿Le dirían esas cosas a sus mejores amigos, a sus madres, a sus hermanos? Posiblemente no. Estamos tan acostumbrados a criticarnos, a compararnos con las mujeres y los hombres de las revistas ("Si se le ve tan delgada, guapa y sonriente debe ser feliz. Por tanto, mientras yo use una talla 44 y tenga ojeras no merezco serlo") que nos olvidamos de querernos. ¡No seas tu peor enemigo! El tamaño de tu cuerpo no tiene ninguna relación con tu valor, así que olvídate de la pesa y de la cinta métrica y cuídate y mímate como lo harías con las personas que más quieres.
 

Recuerda que tu aspecto físico no determina tu felicidad, y si así fuera, la única persona a la que tiene que hacer feliz es a tí mism@. ¿Te gustaría tener algo más de músculo? Ve a un gimnasio, cuida tu alimentación y poco a poco verás resultados. Pero no lo hagas por parecerte a los modelos que ves en los anuncios, sino porque quieres verte de determinada manera para tí mismo. ¿Quieres bajar de peso? Visita a un nutricionista. ¿Estás por encima de tu peso "ideal" y quieres ponerte un bikini? ¡Luce tus curvas, nena! ¿Quieres tatuarte? ¡Adelante! ¿Te gusta maquillarte? Eso no te hace ser menos natural. Ser feliz con tu aspecto y disfrutar de la cosmética no es incompatible.


Lo que ves en el espejo no eres tú, es el reflejo de tu aspecto físico sumado a todos los prejuicios e ideas preconcebidas que tienes sobre la belleza desde que eras pequeñ@. Te reto a encontrarte debajo de todo eso y a descubrir que tu imagen externa es sólo una parte de todas las cosas maravillosas que tienes. Comparte tus fotos, ideas y reflexiones al respecto en Instagram y Twitter bajo el hashtag #Megustaquererme y mostrémosle al mundo que lo verdaderamente hermoso está en nosotros mismos.


jueves, 26 de marzo de 2015

Review ~Tomatox Magic Massage Pack

¡Hola!

A principios de año hice un pedido de varias muestras de productos de cosmética coreanos a esta tienda de Ebay que recibí hace justo un mes: Egg Pore Foam (Skin Food), Luminous Goddess Aura BB Cream (Tony Moly) y Tomatox Magic Massage Pack (Tony Moly). No sólo fue muy rápido (en poco más de dos semanas lo tenía en casa) sino que incluyó varias muestras de regalo, entre ellas una mascarilla hidratante de papel y una crema antiarrugas.

Aunque hablaré más adelante de los otros artículos, el producto que sin duda más me gustó fue el Tomatox Magic Massage Pack. Había leído muy buenas reviews de esta mascarilla y después de tres semanas utilizándola decidí comprarme un bote completo:

Sobre de muestra del producto

Caja exterior


Packaging del propio bote
Nada que decir del diseño del tarro, ¿verdad? Monísimo y, además, un poco más grande de lo que esperaba. Incluye 80 gramos de producto. 

Aunque en Internet puedes encontrar varias reviews de Tomatox en las que se detallan sus beneficios y la forma de uso, me voy a limitar a traducir lo mejor que pueda lo que pone en la descripción en inglés de la caja:
"Con extracto e ingredientes del tomate, este pack de masaje multifuncional aporta efectos revitalizantes instantáneos a la piel.
Al tratarse un producto multifuncional para masaje facial y mascarilla limpiadora, Tomatox Magic Massage Pack supone una gan revitalización de la piel, que queda protegida, hidratada y aclarada. Deja la piel impresionantemente limpia y flexible."

 Respecto al modo de uso, indica lo siguiente:
"Tras lavar y secar el rostro con una toalla, tome una cantidad adecuada de producto y masajee cuidadosamente con la punta de los dedos durante 1-2 minutos. Tras el masaje, deje que el producto actúe como mascarilla durante 5-10 minutos. Posteriormente, retírela con cuidado con agua templada y seque sin frotar, sino con pequeños toquecitos con una toalla"

Incluye lo que promete: El primer ingrediente que figura en el listado es agua de Solanum lycopersicum, que no es sino tomate. Y para mí, cumple lo que promete. Aunque en muchas reviews que leí se comentaban su utilidad para aclarar la piel, en la descripción en inglés que viene en la caja parece que da más importancia a la revitalización, limpieza e hidratación de la piel antes que al aclarado; y eso es justo lo que yo he notado:


La textura de la crema es muy similar a la del yogur griego, pastosa pero fresca y que se extiende fácilmente. Al extenderla comienza a secarse pero no deja la impresión de mascarilla sólida que se agrieta, más bien me recuerda a la sensación que dejan en el rostro las cremas de protección solar de factor alto. En cuanto al olor, no huele a tomate (cosa que no me hubiera importado) sino que tiene un olor fresco que no resulta cargante. Conviene estirarla también hacia el cuello, como una base de maquillaje o una BB Cream. En la siguiente foto se ve cómo al extenderla no es necesario aplicar demasiada crema ni que quedemos totalmente blancas, y que no se seca demasiado:


Está indicado para utilizarse dos o tres veces por semana, y yo opto por utilizarlo dos veces y dejarlo casi los diez minutos enteros. Creo que dos veces a la semana es idóneo para que mi piel agradezca la hidratación y que a la vez no se aclare demasiado, ya que no es lo que busco. Aunque hablando del blanqueamiento de la piel, después de un mes utilizándolo puedo afirmar que no noto que se blanquee especialmente, sino que unifica el color del rostro y difumina las manchas... ¡Y las ojeras! Es cierto que no me dura el intervalo de 3-4 días en los que no me lo aplico pero sí que lo noto que en las primeras 48 horas disimular las ojeras con el maquillaje es mucho más sencillo. Por otro lado, me lo aplico al salir de la ducha porque es el momento en que tengo la cara más despejada y el flequillo retirado, como se ve en las fotos.

Lo que sí noto, y es lo que me convenció del Tomatox, es que la piel queda muy hidratada, mucho más suave y con aspecto más fino. Pero realmente suave. No hay forma de mostrarlo en una foto o en un vídeo, pero al menos yo noto bastante diferencia entre el antes y el después:


¿Ves? En mi cara, al menos, apenas se nota blanqueamiento, pero sí que se suavizan ligeramente las ojeras y las rojeces.  La foto de "Resultado" está sacada después de retirar la mascarilla, secar con cuidado y esperar algunos minutos a que la piel se calmara después de secarla. Y con el pelo despeinado, yeah.

Conclusión:
  • Puntuación: 4,5/5 . Sólo le faltaría algo menos de espesor, en mi opinión, para que le diera la puntuación máxima, porque sería más cómodo de extender y de retirar. Aún así, le pongo un sobresaliente.
  • ¿Lo recomendaría? Sí, sin dudarlo. Como todo, recomiendo probar primero una cantidad pequeña (comprando muestras o pidiéndole probarlo a alguien que conozcamos) antes de hacer la inversión del tarro entero, no tanto por el coste como por no dejarlo muerto de risa en casa si después no es lo que queríamos. Cada persona y su piel es un mundo. ¡Y no te olvides de probar primero en un espacio pequeño de tu piel para asegurarte de que no te produce alergia!
  • ¿Volvería a comprarlo? Creo que queda claro que sí. Si de aquí a que llegue el momento en que se me acaben las muestras (que por cierto, me dan para unos tres usos cada sobre) y el tarro que no he estrenado, aparece otro producto mejor, será cuando me lo replantee. Mientras tanto, creo que voy a ser una usuaria fiel.

lunes, 23 de marzo de 2015

TAG Express~

¡Hola!

Estaba buscando un cuestionario sobre autoestima, body positivity o algún tema similar para poder responderlo, publicarlo en el blog y hacerme reflexionar sobre diferentes aspectos relacionados con la aceptación de uno mismo. Y no lo encontré. Estoy segura de que en Tumblr debe haber alguno, pero seguiré buscando hasta que dé con él. Por el camino encontré este TAG Express, breve y curioso, que me gustaría compartir por aquí.

1- ¿Cuáles fueron las últimas tres cosas que bebiste?
Ahora mismo me estoy bebiendo una taza de Nesquik caliente, justo antes bebí agua y en el desayuno tomé medio vaso de leche fría. No ha sido un día de mucha variedad, me temo.


2- ¿Eres buena ocultando tus sentimientos?
Me parece que es una de esas cosas en las que me creo mejor de lo que realmente soy. Por mucho que intente disimular o fingir lo que siento, siempre hay alguien que me conoce bien y que se da cuenta de lo que ocurre. Así que diré que no, que en ocasiones lo he intentado con todas mis fuerzas, sobre todo cuando se trata de no preocupar a nadie, y no siempre he tenido éxito.




3- ¿Último grupo de música del que te has hecho fan?
The Four Seasons. Aunque conocía a Frankie Valli desde hacía algunos años no había profundizado en su carrera hasta que vi la película The Jersey Boys y me enamoré de la música de los Four Seasons ♥ 



4- ¿Qué es algo que actualmente quieres?
Quiero que se sepan ya precios y tallas de este vestido de Pink Up. Y quiero el vestido, of course:

  



5- ¿Te estresas fácilmente?
Sí. Un montón. Lo que pasa es que soy del tipo de persona que aunque esté estresada, si necesita estar concentrada en algo o no puede demostrar su agobio en ese momento, me controlo casi sin proponérmelo. No me suelo dejar llevar por el estrés... Hasta que por fin se termina esa circunstancia, respiro, y se me viene el mundo encima.  

6- ¿Alguna vez has querido decirle algo a alguien, pero no lo hiciste?
Muchísimas veces. Cosas buenas (las que menos) y cosas malas (las que más). Creo que hay un correcto equilibrio entre las cosas que digo y las que me he callado a lo largo de mi vida, tanto positivas como negativas, así que no me arrepiento de nada.

7- ¿Hay alguna persona en tu vida que siempre te haga sonreir?
 Mi pareja, mi madre y mis amigas. Y aunque no es una persona, mi perra también.


 8- ¿Qué estabas haciendo anoche a las 12 de la noche?
 Celebraba el cumpleaños de una amiga, así que estaba en un bar jugando juegos de palabras mientras me tomaba una copa.  



9- ¿Sueles pedir deseos?
No exactamente. Depende de qué es lo que quiera, trabajo para conseguirlo o, si no está en mi mano, rezo. Y ninguna de las dos cosas puede considerarse "pedir un deseo" desde mi punto de vista.

10- ¿Qué serie es tu favorita?
¿Cómo te atreves a hacerme esta pregunta?
 
Desperate Romantics

Downton Abbey

Padres Forzosos

Galavant

Cómo conocí a vuestra madre

Los Simpsons

Looking

Mr Selfridge

Sherlock

The Big Bang Theory

The Musketeers

Vicious

Vikings

Poldark



11- ¿Cómo suele definirte la gente?
 Depende de a quién le preguntes te vas a llevar respuestas muy diferentes, porque no me sale ser amable con las serpientes ;)

12- ¿Quién fue la última persona a la que le mandaste un mensaje?
 A mi pareja, hace quince minutos.

13- ¿Cuál es tu canción favorita en este momento?

 
     
Me la pongo para entrenar y la tengo en la cabeza desde hace unos días.

14- ¿Tienes alguna fobia extraña?
 Enoclofobia. Pero estoy trabajando en ello.  


 15- ¿Qué es lo primero que notas en una persona nueva?
Su actitud. Es difícil de explicar, pero su manera de expresarse, la confianza o la formalidad que tenga hacia mí y el ritmo de la conversación me dan una primera impresión de la que me cuesta muchísimo salir. No suelo fijarme en su aspecto físico hasta que no llevo bastante rato con esa persona.


16- ¿Estilo favorito de vestir?
Lolita y Rockabilly, aunque a menudo llevo ese magnífico estilo llamado "me puse lo primero que pillé en el armario".



 17- ¿Cuál es tu signo del zodiaco?¿Te sientes identificada?
 Géminis. Me identifico sobre todo con las descripciones de los géminis como personas comunicativas a las que les gusta expresarse, comunicar y escribir. Hola, soy periodista.

18- ¿En que eres realmente mala?¿Y buena?
 Soy muy mala haciendo esquí náutico. Le cogí miedo cuando era pequeña, no me solté del palonier cuando debía y tragué mucha agua, cuando quise reaprenderlo tenía una condición física que me impedía practicar deporte y cuando por fin pude le cogí miedo a la velocidad. Así que yo me pongo los esquís, me preparo en el agua, me pongo en pie, aguanto diez metros... y me caigo. Y soy muy buena escribiendo, no me pesa decirlo. 


19- ¿Si pudieses tener un superpoder, cuál sería?
 Me gustaría  poder controlar los líquidos. Me gusta el contacto con el mar y el agua, y poder controlarlos aunque fuera un poco me permitiría hacerme una burbuja de aire delante de la cara y bucear durante minutos, ayudar a alguien que estuviera ahogándose, o poder hacer levitar el agua desde el grifo hasta mi cara para beber sin utilizar un vaso. Y lo guay que sería hacer que las gotas de la lluvia cayeran más rápido o más despacio para impresionar a alguien en una primera cita, ¿eh?



20- ¿Un tema del que te encante hablar?
 El de la pregunta 10 :P


21- ¿Crees en el destino?
No, pero sí creo que cada uno se forja su propio camino con sus acciones en el día a día, y que mucho de lo que recogemos lo hemos sembrado nosotros mismos.   


22- ¿Qué es algo que la gente te ha forzado a hacer?
A ser como ellos. Igual que a todo el mundo, desde que somos pequeños se nos enseña a ser como los demás y no como somos en realidad. Se nos enseña a encajar en unos moldes y en unas medidas determinadas  que luego, cuando en la adolescencia nos damos cuenta de que no son las nuestras, nos provocan todo tipo de emociones negativas.


23 - Estás en tu casa tan tranquilo y te enteras de que fuera el mundo es apocaliptico por un ataque zombie, 3 pasos que seguirías.
Llamaría a mi pareja y mis amigos frikis que han leído manuales de superviencia zombie, intentaría reunirme con ellos y seguir sus instrucciones.

24 - Estación del año favorita
Otoño, aunque también me gusta muchísimo el verano. Que nadie me haga caso cuando me quejo del calor que hace en agosto, en verdad me gusta que haga sol, no tener que llevar abrigo y poder bañarme en el mar.

Me encantan los colores y las opciones de moda que ofrece el otoño ♥

miércoles, 18 de marzo de 2015

Mis películas Disney favoritas

¡Hola!

Estuve viendo un vídeo de Anshin Doyle en el que habla de su Top 5 de películas Disney, que curiosamente es un tema que ha surgido en varias conversaciones con mi pareja y mis amigos e los últimos meses. Al ver el vídeo de Anshin volví a darme cuenta de que soy incapaz de hacer un podio de mis películas Disney preferidas, que no puedo elegir mi favorita entre La Bella y la Bestia, Peter Pan y Mulán, y que luego hay tantas otras que, aunque no forman parte de ese Top 3 tampoco soy capaz de ordenarlas por preferencia desde el cuarto puesto hacia abajo. Así que aquí va un listado de mis 10 películas Disney-Pixar favoritas, sin que el orden signifique nada. Sólo por disfrutar.

La Bella y la Bestia


"¡Pero es que es mi preferido! Lugares lejanos, aventuras, hechizos mágicos, ¡un príncipe disfrazado!" Una joven que prefiere los libros a buscar novio, un hechizo que hace que una persona que era cruel y malvada refleje su verdadero yo y que intente cambiarlo, un mayordomo-reloj, la banda sonora de Alan Menken... Tiene casi todos los ingredientes para que, desde pequeña, me encante esta película. Tuve mi disfraz de Bella, mis muñecos de todos los protagonistas, mi "Canta con nosotros" con las canciones de la película, y aún conservo la banda sonora en vinilo.

Peter Pan

  
La historia de Peter Pan me llega al corazón desde que tengo recuerdos. Posiblemente es una de las películas que más marcó mi infancia, junto a La Bella y la Bestia, y es que me apasionaba tanto el Londres de época como el salvajismo de los Niños Perdidos. Y eso de poder volar, ¿quién no querría? Además, desde hace tiempo tengo la idea de hacerme un tatuaje inspirado en la obra de James Barrie, sólo tengo que encontrar el diseño que me enamore de verdad para llevar siempre esta historia conmigo. Para mí, Peter Pan simboliza la ilusión de la infancia que ningún adulto debe perder. 

Mulán


Mulán es otra de esas películas, de tantas, que tira a la basura uno de los argumentos más comunes entre los detractores de Disney: Que son mujeres delicadas que sólo buscan el príncipe que las rescate. Mulán ni es una princesa ni se convierte en una, es una muchacha que para evitar que su padre sufra ningún daño se hace pasar por un varón y se enrola en el ejército. Cuando es descubierta y castigada, vuelve para salvar al Emperador sin necesidad de esconderse bajo un disfraz.Esta película se estrenó cuando yo tenía 10 años, y me marcó mucho que Disney tuviera una protagonista que se vistiera como un hombre y asumiera roles tradicionalmente masculinos sin dejar de ser una mujer. Desde pequeña he tenido conflictos con mi género, y no fue hasta hace unos años que descubrí que el género fluido y el bigénero son reales y no malas pasadas que me jugaba mi mente. Después de toda una infancia sin saber si quería ser un niño o una niña, una heroína que pudiera ser ambas cosas me marcó mucho. Por supuesto, yo jugaba con la muñeca de Mulán que venía con el atuendo de soldado y el caballo, y no con la del kimono rosa.

Lilo y Stitch



Cuando te aprendes de memoria los diálogos de una película es que de verdad te gusta. Y eso es lo que me pasa con Lilo y Stitch, que me atrapó por tener Hawaii como escenario y Elvis Presley en la banda sonora. Pero no pude resistirme a la historia de dos personajes tan humanos y tan reales como Lilo y Nani, que a pesar de sus esfuerzos tienen que pagar por sus errores, y el maleducado y encantador Stitch. ¿He dicho ya que me encanta la banda sonora?
 
Toy Story


Un clásico que ha crecido con los que éramos niños cuando se estrenó la primera película. Todos empezamos a plantearnos si nuestros juguetes también cobraban vida cuando no los veíamos y si tendrían celos unos de otros. Creo que ha sido todo un acierto estrenar la tercera parte respetando el tiempo que ha pasado y enseñando un Andy universitario, que se corresponde con la edad aproximada de los que crecimos con la primera entrega de Toy Story. ¿Cómo no quererlos?

Monstruos SA


Toda una infancia creyendo que los monstruos son los malos hasta que llega Pixar y nos los pone de protagonistas. Monstruos SA me parece una de las películas más divertidas de esta productora, con un humor limpio pero irónico (Cómo no, con Santiago Segura y José Mota como dobladores). Y su puntito justo de lagrimita, claro.

"Pon eso donde estaba o te vas a enterar"

Mary Poppins




Con esta película tengo sensaciones similares a las que me hace sentir "Peter Pan". La mezcla de la magia y la ilusión con la sobriedad del Londres eduardiano, el mundo inocente de los niños, empujados a la seriedad de los adultos, y el padre que se considera por encima de todo eso y que al final demuestra tener su corazoncito. La banda sonora es una belleza, especialmente "Feed the birds", y tanto Julie Andrews como Dick van Dyke te enganchan a la historia. Además, Mary está siempre pendiente de lo que es apropiado y correcto, pero sin dejar de ser ella misma y de mantener esos principios en el mundo de fantasía al que viajan con Bert. La realidad y el ensueño siguen siendo igual de tangibles e importantes para ella.

Pesadilla antes de Navidad


Otro clásico que me lleva acompañando toda la vida, aunque curiosamente de pequeña disfrutaba más la adaptación a novela que la película en sí.Y desde los 13-14 años Jack Skeleton se convirtió en uno de los protagonistas de mi armario. Lo tengo en pendientes, colgantes, camisetas, chaquetas, broches, imanes de nevera, bolsos... Esta película me transmite una realidad que muchas veces no queremos ver, y es que por mucho que nos esforcemos en algo, si no lo estamos haciendo bien (es decir, observando nuestros errores, aprendiendo de la experiencia de otras personas y estudiando cada movimiento que hacemos) es bastante probable que nos salga mal. Aunque la intención sea buena.

Los Aristogatos


No soy muy fan de las películas protagonizadas por animales, pero Los Aristogatos es una de las excepciones. Y la razón de que tenga un hueco en esta lista es que es un filme en el que no falta ni sobra ningún personaje, porque están perfectamente construidos y animados. Me enamoran los planos de las casas y las calles, y todavía me pongo nerviosa cuando O'Malley se queda atrapado dentro de un baúl. Por otra parte, cuando estaba en bachillerato tuve la oportunidad de organizar un minicine para los niños de preescolar de mi colegio, y esta fue la película que me tocó supervisar a mí. Puntitos extra para tenerle cariño.

Pocahontas



Una historia popular adaptada a una película familiar que trata de la búsqueda de la propia identidad, del salvajismo de los europeos que llegaron a las costas americanas en siglos pasados, del racismo, del respeto por la naturaleza y de un amor que se basa en la amistad entre dos personas. Y que al final los dos enamorados tengan que separarse porque entienden que sus vidas deben seguir caminos diferentes le da aún más fuerza al mensaje de sacrificio y amor que transmiten los protagonistas.



¿Coincidimos en alguna película? ¿En cuál? ¿Serías capaz de elegir tus tres favoritas, por orden de preferencia (no como yo)?

viernes, 13 de marzo de 2015

Entrada hermana OMR & WAMH ~ Esa gran pregunta


"Lolita is sort of the ultimate fuck you to a society that objectifies me. Dressing as a doll like person is my way of saying that if I'm going to be an object, then I will be an object that is pleasing for me and me alone"1
 
Esa gran pregunta. La que hacen tus padres, tus amigos, los amigos de tu hermana y de tu pareja: "¿Qué es Lolita?", quieren saber. Esa pregunta que no es tan difícil hasta que se plantea a varias Lolitas a la vez. Entonces pasa del "Es una moda japonesa" hasta el "Es una adaptación de la filosofía y la estética europea de épocas pasadas a la cultura pop japonesa", pasando por el "es una respuesta a las desigualdades entre hombres y mujeres" y el temido "Lo vi en un anime y me gustó". Entonces, replanteemos la pregunta. ¿Qué es el Lolita?

El Lolita abarca tantos aspectos estéticos, artísticos y filosóficos que cada persona es libre de adoptar aquellos con los que más se identifica. Por ejemplo, una amante de la literatura clásica puede enamorarse del Lolita por su aire romántico, porque le evoca al estilo de vida de sus personajes favoritos, mientras que alguien que se identifique fuertemente con el movimiento feminista puede encontrar en esta estética una forma de expresión y rebeldía.
 
Crédito: http://mlle-marianne.tumblr.com/
 Todo esto supone una locura para quien está intentando aprender acerca del Lolita. No sólo descubre que proviene de Japón, y que la falda debe ir por la rodilla, y que los precios de los vestidos oscilan entre los 20 y los 400 euros (anda, ¡como en el Corte Inglés!), sino que también hay todo un mundo de percepciones personales que no sabe si tomar como verdaderas o si verlas como opiniones individuales. Y entre Lolitas es, a menudo, un tema de debate (o lo era en la época de los foros). ¿Podría considerarse la definición del Lolita como un tema que enfrenta a Lolitas? ¿Podría darse el caso de que dos visiones fueran radicalmente opuestas dentro de la misma subcultura? Mi opinión es que no, que cuando lo que es el Lolita para cada persona sale en una conversación tiende a respetarse, a entenderse como algo personal en el que nadie debe entrometerse porque cada uno encuentra la felicidad en el Lolita de una manera diferente.

Pero sí que hay discusiones sobre eso, me dirás. Por mi experiencia, ese tipo de discusiones no vienen por un enfrentamiento directo entre dos definiciones del Lolita si dicha discusión se da entre dos personas que ya forman parte de esta subcultura (no cuento a cosplayers, ageplayers, expertos en Japón o en moda, etc.). Vienen por los argumentos por los que se defiende cada definición y la forma en que se hace. Un ejemplo puede ser una chica que piense que el Lolita sólo es ropa y lo viste porque le gusta, porque aunque conoce sus fundamentos históricos, filosóficos y artísticos, no los comparte. Para ella el Lolita es verse bonita, como una muñeca. Por otro lado tenemos a una mujer que cree firmemente en el Lolita como impulsor de un estilo de vida más elegante y formal, donde se recupera la atención por los detalles y el protocolo. Posiblemente la discusión no venga porque entiendan el Lolita de diferente manera en sí, sino por hacer creer a la otra persona que tienen razón, por no respetar su punto de vista, por ver los "sólo es ropa" como una ofensa personal o por creer que la otra persona es anticuada porque prefiere un té a una Coca Cola. Y finalmente, acaba siendo algo personal. Conclusión: El problema está en la actitud de cada una de estas personas, porque ninguna forma de entender el Lolita anula la otra.


¿Y para mí? Yo siempre he encontrado en el Lolita una forma de expresar mi parte femenina, de reivindicar que no necesito un escote y pantalones ajustados para verme guapa y de que si me arreglo, no lo hago para atraer a nadie, sino únicamente para mí. Ni siquiera para que otras Lolitas alaben mi coordinate. No, para mí totalmente. Y eso es parte de la magia, parte de la revolución frente a una sociedad que se alimenta de revistas que te dicen cómo vestir, qué comer, qué ejercicios hacer, en qué tratamiento facial dejarte el dinero. Cómo estar perfecta. En el Lolita busco la perfección, pero la que me dictan mis propios cánones de belleza, valores morales y mis propias emociones. Me expreso a mi manera y sin importarme cuántas cabezas se giran por la calle para ver quién es ésa y porqué viste tan raro. 


~¿Quieres leer más sobre este tema?  Rememberdolls, autora de We're all mad here, también ha publicado sus reflexiones al respecto. ¡No dejes de visitar su blog para conocer su punto de vista!~


__________________________________________________
1 Robinson, Kyla Daniéll, "Empowered Princesses: An Ethnographic Examination of the Practices, Rituals, and Conflicts within Lolita
Fashion Communities in the United States." Thesis, Georgia State University, 2014.
http://scholarworks.gsu.edu/anthro_hontheses/11