viernes, 22 de agosto de 2014

Mi imagen, mi vida.



¡Buenos días!

He de decir que todavía no comprendo el alcance que tuvo mi post anterior. Tantos comentarios y difusión me han dado la oportunidad de conocer el punto de vista de otras lolitas, y eso es algo impagable ♥ Por otro lado, creo que algunas personas han interpretado que yo estaba cansada del lolita, que me faltaba ilusión o que estaba descontenta con mi comunidad. Quisiera reiterar que no se trata de nada de eso, que soy feliz viviendo el lolita "en solitario" (en verdad LiW es una parte muy importante de mi vida) y que simplemente me preocupa la imagen frívola que pueda tener del lolita una persona que esté descubriéndolo. Invito a todo el que no lo comprendió así a releer mi post con atención. 

Dicho esto, hoy quisiera hablar de algo relacionado, pero a la vez radicalmente diferente: La estética como forma de expresión. Creo que respecto a la ropa y a la imagen hay tres tipos de persona, por generalizar: Quienes ven la ropa simplemente como algo que les impide ir desnudos, quienes utilizan la ropa y la propia imagen para lograr cierto éxito y quienes expresan sus ideas o su forma de ser a través de ella. Y creo que todos hemos estado, en algún momento, dentro de uno de estos paradigmas.

¿Quién no ha elegido la ropa "adecuada" para una entrevista de trabajo, aunque no sea de su estilo? ¿Y qué persona no ha tenido un día de "ponerse lo que sea" y salir a la calle? Pues eso, la gran mayoría. Sin embargo, lo que me gustaría compartir hoy es mi visión personal de cuando la estética y la propia imagen refleja nuestras ideas y nuestra forma de ver la vida.


Pasé trece años de mi vida utilizando uniforme cinco días a la semana. Esto significa que, desde que empecé a elegir mi propia ropa, le di mucha importancia a lo que me ponía los sábados y domingos: No entendía porqué no podía llevar pantalones en el uniforme (aún hoy no he vuelto a utilizar faldas que no sean lolita o largas hasta el tobillo, estilo "hippie") si yo no me sentía lo suficientemente femenina, lo suficientemente "chica" para llevar falda. Me parecía injusto, incómodo y limitador, y muy pronto me volví consciente de la importancia de expresarme a través de la ropa: La disforia de género llegó a mi vida muchos años antes de que yo supiera lo que significaba, simplemente me miraba al espejo y no me veía a mí. 

 
 
Obviamente, los uniformes que he utilizado en mi ámbito laboral, me parezcan feos o bonitos, ya no me generan este tipo de incomodidades, porque a mi edad ya los veo como lo que son: Uniformes. Y afortunadamente, porque todos han implicado la comodidad "mental" que me da una prenda tan neutra como un pantalón largo. Pero es cierto que mi propia ropa, las prendas que elijo para salir a la calle día tras día, me sirven para expresar mucho de mí: Ir arreglada, ir con pantalón, enseñar mucha o poca piel, llevar un conjunto lolita o uno de inspiración mori-kei... Todo es una muestra de cómo me siento en cada momento. Puedo vestir con ropa lolita un día que estoy triste o enferma, pero me costará mucho más esfuerzo que cualquier otro día del año. Y quizás quiera ponerme una camiseta con escote y unas bailarinas mañana, pero me despierte sintiéndome más masculina y finalmente opte por calzado deportivo y por una camiseta de manga corta.


Dejando de lado los estados de ánimo, mi imagen también refleja mis ideas y mi estilo de vida. La búsqueda de la belleza propia del Lolita y los ideales de revolución que representa para mí un conjunto de este estilo hacen que cuando pasa una época larga sin que pueda lucir un conjunto lolita, eche de menos esa forma de expresarme. Siento que necesito hacer algo para enseñarle al mundo mis pensamientos y mis convicciones, y si no puedo hacerlo a través de la estética, buscaré otras vías (como este blog, por ejemplo, cofcof). ¿Y qué pasa cuando me enfundo unos pantalones negros, una chaqueta estampada con un esqueleto y unos mitones negros? Pues estaré reflejando otra faceta de mi vida como es el bigénero. Y si me ves con unos vaqueros y una camiseta de manga corta... Pues seguramente ese día esté bastante en paz conmigo misma y no le haya dado mayor importancia a la ropa que me ponía, o las circunstancias y el trabajo de ese día requerían un atuendo más "estándar".


¿Tu armario refleja tus ideales y tus convicciones? ¿Cómo sueles vestir?

10 comentarios:

  1. Debido a mi carrera/empleo ha cambiado mucho mi forma de vestir, pero siempre procuro reflejar mi 'toque'.

    Para el trabajo uso ropa de oficina, pero siempre con cuellos redondos, lunares, perlitas, unso aretes bonitos, un collar discreto pero con dije 'cute'.

    Para el fin de semana no dejo los vestidos :) supongo que he desarrollado un look Otome-kei occidentalizado xD! O al menos eso quiero pensar haha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy bonito llevar ese "espíritu" lolita (u Otome) incluso en la ropa que tienes que usar por comodidad o por las circunstancias de cada día :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado tu entrada. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la forma de vestir, para mí, es una forma más de expresarme y mostrarme al mundo. Es una parte más de mí que refleja mis gustos, mi pensamiento y convicciones, como mi estado de ánimo y, en muchos casos mi personalidad. Yo siento el Lolita como una parte más de mí y, aunque por las clases y demás, no puedo usarlo en el día a día, no puedo pasar mucho tiempo sin vestirlo, porque así me siento realmente que soy yo. Y para el día día, tiendo a usar vaqueros y camisetas o sudaderas, pero intento darle siempre un toque cute y dulce que me defina y con el que siga sintiéndome a gusto.
    Felicidades por tu entrada, siempre es un placer leer tus reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por comentar! A mí me gusta mucho tu forma de vestir, tu look en general :) Además, te comprendo perfectamente en lo de no poder pasar mucho tiempo sin vestir lolita porque es una parte de tí ^///////^

      Eliminar
  3. A veces la ropa está sobrevalorada XD. No, tontería a parte, creo que un poco todos nos vestimos en función de como nos sentimos, y eso creo que es importante, porque sin palabras se dice mucho al mundo, como una obra de arte que atrapa el sentir o el pensar de su autor ^^

    ResponderEliminar
  4. IDAIRA: ¡Vivan las faldas largas hasta el tobillo! xDD (a cuenta de tu comentario sobre las faldas largas jejeje) Me encantan <3 Durante mucho tiempo renegué de ellas pero cuando el mori-kei llegó a mi vida las redescubrí, ahora las adoro! :) Fresquitas y cómodas en verano y en invierno te las pones con unas medias debajo y estupendamente :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en invierno no las uso porque sólo me veo bien con ellas con zapatos abiertos, pero en verano son una solución perfecta para ir fresquita sin tener que ir enseñando las piernas. Que no sólo por enseñarlas, sino por la comodidad de sentarse en un sitio en el que hace calor y que no se te pegue la silla a la piel... xDDD

      Eliminar
  5. yo creo que es muy importante reflejar las ideas en la estética, sobre todo para uno mismo, para que lo que ves en el espejo case con lo que sientes interiormente; y sobre todo no "encasillarse" en una sola cosa, todas las personas tenemos muchas facetas y muchos gustos, a veces totalmente opuestos xD y creo que eso también es importante de reflejar, tener la flexibilidad para poder vestir con comodidad cada día lo que sientas que quieres llevar más allá de "ésto no lo voy a usar porque no es lolita/gótico/hipster/whatever"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero cuánta razón tienes y qué bien lo expresas *___* Estoy de acuerdo contigo, pienso lo mismo pero creo que no supe reflejarlo bien en mi post. ¡Gracias por compartirlo!

      Eliminar