lunes, 25 de noviembre de 2013

Noviembre

El mes de noviembre siempre ha sido uno de los meses que más me cuestan del año. Tienes el verano demasiado presente aún, pero no tienes días festivos, ni la promesa cercana de un descanso. Navidad se presenta muy lejos y no sabes a qué atenerte. Es un mes largo.

Este año, sin embargo, lo he llevado bastante bien. Tuve la oportunidad de acercarme durante 24 horas a la isla vecina, Gran Canaria, asistir al Festival del Manga de allí y ver a algunas personas que tenía muchísimas ganas de ver desde hacía tiempo. Además, trabajando la jornada completa, las semanas se me pasan bastante rápido, en general, y cuando me he venido a dar cuenta ya casi ha pasado el mes entero.

Sin embargo no es oro todo lo que reluce y han habido momentos duros este mes. No del todo inesperados, e inevitables en cierto modo, pero momentos por los que nadie quiere pasar. Ahora, si me permites, voy a limitarme a contar sólo las cosas alegres, que son las que te dan ánimos para seguir adelante.

Para empezar, algunas fotos del Festival del Manga de Las Palmas, en el que estrené mi falda de El Hobbit que mostré en la entrada anterior:

Con Kude...

...Con Yesican

Una kodona hecha polvo
 Por otra parte ya llegó el frío y encontré un huequito para sacar la ropa de invierno del armario...



...y empecé la colección de Navidad de El Taller de los Ciervos:



 Estoy pensando seriamente en comprarme el mook del 15º aniversario de Innocent World, que viene con una versión en tote bag del bolso violín, pero me preocupan los gastos de envío. ¿Alguien lo ha pedido ya y sabe cuánto le cobran?



sábado, 2 de noviembre de 2013

Ciervos y dragones~

¡Hola!

No tengo gran cosa que contar, pero sí algunas novedades concretas que han ido apareciendo por mi vida en las últimas semanas :) El trabajo a jornada partida me absorbe y el tiempo libre lo divido entre El Taller de los Ciervos, Tokyo Station, Lolita in Wonderland y mi propio descanso, así que seré breve :) 

Para empezar, hace dos semanas me hice mi primer tatuaje. Es un diseño de Pinkarol que me enamoró nada más verlo (no obstante, hasta que no lo vi hace un par de años no sentí la necesidad de tatuarme nada) y estoy sorprendida por la cantidad de detalles que tiene a pesar de lo simple que es. Las pestañas o los pliegues de los párpados o de las orejas, por ejemplo, así que un pin para Pinkarol y otro para el tatuador ♥ 

En el momento en que me lo hicieron

Hace dos días

Por el lado lolitil, estuve casi un mes sin poder utilizar mi ropa Lolita (primero, por el uniforme del trabajo, después por tener el tatuaje demasiado reciente y no poder usar ropa ceñida), pero en cuanto tuve la oportunidad me enfundé en un conjunto que tenía pendiente desde el invierno pasado:



 

Y para acabar, tengo que decir que por fin está terminada la falda de El Hobbit que encargué a Reina Fashion ♥ Lo combinaré con algunas piezas de bisutería que me he hecho en el último año para un conjunto Tolkienloli xD

La Montaña Solitaria y el dragón Smaug

Los botones parecen aunar los dos materiales que trabajan los enanos, la piedra y los metales.



Creo que, para bien o para mal, éstas son todas las novedades dignas de contar :) ¡Hasta la próxima!