domingo, 20 de octubre de 2013

~Querida yo



Querida yo de hace 15 años...

Sé que cuentas los años para acabar el colegio. Cuentas hasta los dieciocho, aunque aún piensas que entrarás en las generaciones que estudiaron  BUP, pero te tocará hacer la ESO y bachillerato. Sin embargo ya estás cansada de estar ahí, te cansa la gente y estás harta de que haya un grupito que te ridiculice y se burle de ti: Tranquila, en cuatro o cinco años se irán y empezarás a ser feliz en el colegio. Conocerás a más gente y tendrás, por primera vez, una pequeña pandilla. ¡Incluso te irás de vacaciones con ellas cuando termines bachillerato!

Sé que quieres tener 16 años: Siempre te pareció la edad perfecta. Es la edad que tienen las chicas de tus series de televisión, y la que has decidido que tiene tu muñeca Skipper, ésa del peto de pana verde. Y cuando los cumplas empezarás a tener una libertad que no conocías, pero también la responsabilidad que implica tenerla, y empezarás a crecer de verdad. Los 16 años no son tan perfectos como imaginas, pero es verdad que son el comienzo de unos años maravillosos, que durarán hasta los 20 ó los 21. Después, querida yo, te enfrentarás a la peor época de tu vida. Estarás sola y tendrás que lidiar con una incipiente enoclofobia y un trastorno de ansiedad que te acompañarán, con mayor o menor intensidad, incluso hasta el momento en que te escribo esta carta. Pero como digo siempre ahora, a mis 25 años, todo tiene su época. Una mala racha tiene que acabar por finalizar en cualquier momento, y ésta no fue para menos. 

Querida yo, tendrás que aprender a vivir con las cicatrices de lo que serán esos años tan complicados. Tendrás que aprender a navegar (en sentido figurado) y sé que lo harás lo mejor posible, ya que incluso aunque no lo parezca vas a ir viendo los resultados. ¡Y te preguntarás cómo es que no tomaste ciertas medidas antes! Y verás que se puede aprender a ser feliz de nuevo si se tiene un poquito de fe en tí misma y en quienes te rodean.

Descubrirás que te gustan los chicos... y después te darás cuenta de que también te gustan las chicas. Y dentro de varios años, cuando tengas veintipocos, aprenderás que esa sensación que has tenido siempre de no ser del todo una niña y de querer haber nacido como un niño, y que te identifiques con personajes de ficción como Pippi Calzaslargas o George (Georgina) Kirrin, de aspecto y comportamiento tomboy, tiene una explicación. Sé que pasarás muchos años preguntándote porqué no puedes llevar pantalón con el uniforme del colegio, o porqué quieres ser un niño pero te gusta jugar con muñecas. Odiarás los vestidos, salvo dos o tres que te son muy queridos, y seguirás pensando que hay algo que no te hace como tus compañeras de clase.  Con el tiempo, querida yo, leerás acerca del bigénero, y todo tendrá sentido, aunque no te atrevas a publicarlo directamente. 

Para terminar, te diré que acabarás estudiando Periodismo, y amando (con sus más y sus menos), esta profesión. Sé que ahora, con diez años, te encanta escribir cuentos, y que no concibes la vida sin libros. Pues de algo servirá, porque tus pasos te llevarán al mundo de la prensa, especialmente escrita.


Con cariño,

Yo


domingo, 13 de octubre de 2013

Lolitas que me inspiran ~ 1ª parte

Post nº 340...

Como algunas de las lolitas que me conocen saben, llevo varias semanas recopilando fotos de lolitas españolas para la web de Lolita in Wonderland. Esto me llevó a pensar que si bien tengo una carpeta en mi ordenador (stalker!) con fotos de lolitas con conjuntos que me resultan inspiradores, nunca había compartido nada así en mi blog.

Es difícil elegir entre las lolitas que me inspiran como persona, por razones ajenas a la moda, y las que no conozco tanto y lo hacen a través de su estilo personal y sus coordinate. Para no entrar en cuestiones personales y privadas, he decidido dedicar este post únicamente al aspecto estético de la moda, y compartir por aquí algunas imágenes de chicas cuyo estilo me inspira en esta moda día tras día.

Katzixx, forever and always ♥
Lost Natsu, abarca tantos estilos y siempre con tanta perfección...
Chokelate, porque es elegantísima.
Victoria DeJean, porque es impresionante el estilazo que tiene esta chica se ponga lo que se ponga ♥

Uxiki es otra de esas chicas que vistan el estilo lolita que vistan, siempre aciertan. No soy capaz de decidirme sólo por uno.
Anshin siempre me ha dado la sensación de que viste como ella quiere, sin importar nada más, incluso dentro del Lolita. Y esa actitud me motiva mucho ♥
Sara y Ania van en pack~ No sólo me encantan sus conjuntos, sobre todo el Classic con aire casual (Ania) o gothic (Sara), sino que demuestran que el Lolita se puede hacer tan personal como una misma desee.
Kairy (y sus conjuntos) es otro ejemplo de que el Lolita es único para cada persona, y que a pesar de las "normas" siempre hay mucho margen para expresar el estilo propio de cada persona ♥


(Si apareces en mi post y quieres que retire tu foto ¡sólo házmelo saber! No es mi intención molestar a nadie ^_^)

miércoles, 9 de octubre de 2013

Carta al director de El Mundo



 Me siento en la obligación, como periodista y como Lolita, de responder ante el "reportaje" publicado recientemente en uno de sus suplementos. He decidido hacerlo a través de una Carta al Director, que sé que no será publicada porque excede las veinte líneas (¿y cómo podría desarrollar yo este tema en menos de veinte líneas?) y porque dicho periódico no accostumbra a publicar críticas a sus propios contenidos. Cabe destacar que no he conseguido encontrar un Defensor del Lector en este periódico.

La comparto aquí.

Sr. Director:

No consigo comprender cómo un medio de comunicación tan grande como es El Mundo ha podido publicar un reportaje como el que pude leer en uno de sus suplementos dedicado a la moda Lolita. Debe tratarse de una broma de mal gusto por parte de la autora, ya que jamás había leído un reportaje tan equivocado y poco profesional sobre el Lolita como al que hago referencia. No puedo evitar preguntarme cuáles han sido sus  fuentes de información, ya que mezcla cosas tan dispares como un fetiche sexual, un disfraz  y una moda alternativa. Para empezar, confunde el Lolita (una subcultura de origen japonés que rescata la estética de siglos pasados desde el prisma de la cultura pop actual, y que abarca no sólo una estética, sino también una tendencia artística creciente) con un fetiche sexual conocido como lolicon y relacionado con la pedofilia. También se confunde con el cosplay, un hobby habitual en muchos eventos dedicados a la cultura del cómic y del cine que consiste en caracterizarse como un personaje de ficción e interpretarlo, y que no tiene absolutamente nada que ver con el Lolita. Por si no fuera suficiente, se insinúa que una persona que se identifique con el Lolita es una persona débil y con problemas psiquiátricos. 

Después de estas anotaciones, me pregunto. ¿Cuáles fueron las fuentes de información de la autora?  ¿Dónde está el contraste? ¿Dónde el interés y el compromiso en ofrecer una información objetiva y veraz? ¿Cómo puedo fiarme de las informaciones sobre política, economía o sucesos que se publican en El Mundo después de leer semejante reportaje en una cuestión de menor gravedad?

 Lolita in Wonderland, la comunidad Lolita española, cuenta con más de 2400 fans en su página de Facebook, delegaciones por todo el país y numerosos eventos culturales a sus espaldas, además de estar celebrando actualmente su séptimo aniversario.  Como periodista y miembro de esta comunidad, considero que debe rectificarse la información publicada en dicho reportaje. Se trata de la dignidad de cientos de personas, a las que se ha tachado de pederastas y mentalmente débiles sólo por atreverse a vestir con un estilo diferente al que marcan los escaparates de las grandes marcas y por amar el arte, la Historia, la literatura o la filosofía, entre otras ramas del conocimiento fuertemente ligadas a la cultura Lolita.

Laura Martín

viernes, 4 de octubre de 2013

¿Hola? ¿Hay alguien ahí?

¿Hola? ¿Se puede? ¿Hay alguien?

*Le quita el polvo al blog*

Uf, ¡casi tres semanas sin actualizar! ¡Y se han pasado en un abrir y cerrar de ojos!

No tengo demasiado que contar, y la razón es que hace muy poco me salió un trabajo de comercial en una tienda y estoy en proceso de formación, por lo que apenas tengo tiempo. Mi turno de trabajo apenas me deja cuatro horas libres al día, que reparto entre Tokyo Station Magazine, El Taller de los Ciervos, Lolita in Wonderland y mi propia vida personal. Y unas siete/ocho horas para dormir. ¡Y esta fase de formación está resultando agotadora!


Antes de empezar a trabajar sí que tuve tiempo de hacer algunas cosillas interesantes. Por ejemplo, fui a la exposición "Entra en el cuento":




La sala que albergaba la exposición eran los antiguos lavaderos de la ciudad



En esta cafetería ponían dibujos clásicos (¡clasiquísimos!) de Disney, y música de Michael Jackson ♥
También salí a dar un paseo la noche que en mi ciudad se celebraba la Noche en Blanco, y me apeteció arreglarme un poco, sobre todo después de la ausencia de la ropa Lolita durante el verano X_x



Y con esto, me voy a dormir. Sólo son las 23:20 pero no puedo con mi cuerpo. ¡Feliz fin de semana!