jueves, 27 de junio de 2013

~Tarea para el verano


 ¡Buenas!

He pasado casi una semana sin actualizar el blog, y sin pasar por casa, como quien dice. El lunes presenté mi Trabajo de Fin de Grado, que aprobé con mejor nota de la que esperaba, y por fin puedo dar por terminada la carrera universitaria. A partir de ahí he perdido la noción del tiempo y sólo sé que he pasado por casa prácticamente sólo para dormir, comer (en ocasiones) y cambiarme de ropa.

Ahora que pude darle la bienvenida al verano como toca, tengo algunas cosas pendientes...



Tarea para el verano

- Ver Finales Felices
- Terminar de ver la cuarta temporada de The L Word
- Ver la cuarta temporada de Being Human (UK)
- Terminar los últimos capítulos de The Job Lot
- Revidear Downton Abbey
- Leer todas las novelas que tengo pendientes en casa, y que no son pocas ♥
- Ir mucho a la playa
- Hacer más ejercicio (ya no tengo un Trabajo de Fin de Grado que me retenga frente al ordenador)
- Adelantar algunas sesiones de fotos que tengo pendientes
- ¡Aprender a recibir pagos por PayPal!


Ahí lo dejo. Como quien hace propósitos de año nuevo, los míos son de vacaciones xD

sábado, 22 de junio de 2013

~Cumpleaños

¡Buenos y veraniegos días!

Ayer fue el primer día del verano, solsticio, Día de la Música y mi cumpleaños. Y por fin salió el sol después de varios días con el cielo nublado en mi ciudad, y hoy hace un día aún más bonito que ayer, así que estoy de buen humor y con energía. Espero que me dure en lo que queda de día xDDD

No tenía ganas de hacer nada especial por mi cumpleaños, así que me limité a estar con mi familia por la mañana y a salir con KuDe por la tarde. Todo muy tranquilito~

Estrené una blusa que me regalaron mi hermana y mi cuñado, hecha por ellos desde cero. Es muy cómoda (es lo que tiene que esté hecha a mi medida) y muy fresquita, porque el viento levanta la parte baja de la blusa y me entra bastante fresquito mientras camino ♥

El póster que se ve detrás de mí también fue un regalo de cumpleaños ^/////^

Éstos son algunos de los regalos que me dio mi familia :)

Tortitas con forma de corazón hechas por mi hermana para desayunar

Algunas imágenes del libro de El Hobbit que me regalaron, que habla del diseño de personajes, escenarios, objetos, etc. que Weta Workshop realizó para las películas. Impresionante, me encanta ver la cantidad de detalles que diseñaron pero que en el cine no se aprecian, y todos los bocetos, ideas y procesos que les llevaron a hacer lo que sí podemos ver en la pantalla.

 
 

Para terminar, éstas son las útimas chapas que he encargado a Artisetas, esta tarde las pondré y las coseré a la mochila (no quiero perderlas, así que además de llevarlas pinchadas les doy algunas puntadas sobre la mochila):


Nos leemos~

jueves, 20 de junio de 2013

~Psychogenic amnesia



"Qué curioso es -pensó ella mientras caminaba por el páramo- que el demonio no necesite nada más que su propia voz para hacer daño. Que con sus mentiras, su manipulación y su engaño sea suficiente para derrotar a su víctima". Su demonio, de piel pálida y rasgos angulosos, hacía tiempo que había quedado atrás, pero su poder había sido tan fuerte que algunas de las palabras que susurrara al oído de la joven aún retumbaban en su interior. La chica reflexionaba sobre esto mientras trataba de reconocer, con todos sus esfuerzos, el bosque en el que se encontraba. Reconocía cada árbol, cada charco, cada montón de fango, todo por separado, pero el paisaje en su conjunto le era totalmente desconocido. 

Era como si todo estuviese inmerso en la niebla: No podía saber hacia donde caminaba, y tampoco sabía cómo había acabado allí. Pero se suponía que lo único que podía hacer era caminar y, con paso cauteloso pero decidido, se había internado en la espesura. 

Pronto necesitó descansar: Su mente no había sido capaz de reconocer, aún, el lugar en el que se encontraba. No tenía miedo de estar allí, pero sí de que si algún día conseguía salir, volviera a encontrarse dentro en las mismas circunstancias: vagando sin rumbo y sin mapa. Con estos pensamientos, el miedo se apoderó de ella por primera vez en todo el día, pero no pudo evitar quedarse dormida apoyada contra las gruesas raíces que sobresalían de la tierra. 

Y fue en sueños donde los vio: Dos ángeles, jóvenes y sonrientes, tranquilos, que le daban la espalda. Portaban armas de épocas pasadas, algo ajadas, y habían formado una especie de muralla entre la joven durmiente y el sombrío bosque con sus macutos, escudos y sus propios cuerpos. "De nuevo -reflexionó la muchacha- los seres buenos necesitan protección, necesitar estar armados, mientras que el demonio se basta con su lengua viperina". Los dos muchachos charlaban animadamente, como si no fueran conscientes deque estaban siendo vigilados entre sueños por su protegida, transmitiendo a la chica una sensación de calma que le era desconocida hasta entonces. Ella no pudo sino sumirse en esa tranquilidad, volver a cerrar los ojos y confiar en sus misteriosos acompañantes.

 ~

martes, 18 de junio de 2013

Un junio diferente

Hace más de seis años me enteré de que cabía la posibilidad de que se celebrara un Salón del Manga en Tenerife. ¡Eso era nuevo! ¡Yo tenía que estar ahí! Después de varios años escribiendo en blogs (mi antiguo JapanXtreme, por ejemplo) acerca del manga, el anime y la cultura japonesa, no podía dejar esta oportunidad de lado: Yo quería poner mi granito de arena, hacer algo, por pequeño que fuera, para que la isla contara con un evento como éste.

En el año 2008 Tenerife tuvo su I Salón del Manga, celebrado conjuntamente con Tenerife Lan Party. Todos éramos nuevos: Organizadores, colaboradores... partíamos de cero y se intentó ofrecer todo lo que se podía. La lluvia de ideas durante los meses previos fue una constante entre todos los que queríamos aportar algo. Se barajaron mil y una opciones y, al final, nos decidimos por unas cuantas, las que estaban a nuestro alcance. Tuvimos zona de videojuegos, un stand de información, talleres, concursos en el escenario, y, por supuesto, stands comerciales. Gracias a mi amigo Chokobito acabé dando talleres de parapara, además de hacerme cargo de los juegos de mesa, el stand... Todos hacíamos un poco de todo, trabajábamos duro y nos divertíamos. Muchas amistades y colegas míos actuales surgieron entonces.

Éramos pocos pero hacíamos ruido: El primer año llegamos aproximadamente a los 4.000 visitantes

KuDe con su atuendo de Takumi (Nana), y yo promocionando la gargantilla que enseñábamos a hacer en los talleres de bisutería.
Aquel desfile de moda visual-kei en el que participamos algunos de los colaboradores y amigos...

Un año más tarde se repitió la oportunidad: Esta vez llegamos a los 14.000 asistentes y habíamos conseguido muchísimas mejoras respecto al año anterior: No sólo habíamos aprendido de nuestros errores, sino que ya los colaboradores tenían la comida incluida en el presupuesto (el año anterior había corrido por parte de uno de los organizadores), los turnos eran de mañana o de tarde (y no a ratos sueltos durante el día) porque éramos los suficientes como para organizarnos mejor, y los talleres ya eran gratuitos para el visitante. Ese año volví a dar clases de parapara, pero además me hice cargo junto a otra colaboradora de los talleres de origami y papercraft:

¡Ese año ya estaba luciendo mi amor por las muñecas Pinky Street!
KuDe luciéndose como bajsta de Ren no Hana
 
Talleres de manualidades~

Oh, mi querido cosplay de Ranma...

Las clases de parapara empezaron a darse desde el escenario, así todos los participantes podían ver bien al monitor.

 Para el tercer año repetí, ¡por supuesto! Pero esta vez me tocó un rol algo diferente pero más relacionado con mi rama profesional: Fui jefa de prensa del evento, aunque eso sí, no dejé de lado los talleres de parapara. Ese año comenzó la locura y el estrés para mí como colaboradora del Salón, ya que mi horario era de... Todo el día. Nadie me obligaba, pero me puse el listón alto y me lo tomé como un reto: Atendí a la prensa, a los políticos que acudieron al evento, entrevisté a visitantes, colaboradores, monitores, artistas invitados... Fue fascinante y agotador. Todo a la vez. Sólo recuerdo descansar los últimos días, durante la última hora en la que el Salón estaba abierto al público, me sentaba al pie del escenario y me quedaba ahí sintiendo cómo la sangre volvía a mis piernas. Creo que fue el año en el que mejor me lo he pasado en el Salón del Manga.

Belén Ortega trabajando en su stand

¡Los chicos del escenario!

Verónica Casas, siempre encantadora, firmando y dibujando

Ese año la gente empezó a hacer cola desde las ocho de la mañana por fuera del Recinto Ferial, y es uno de los mejores recuerdos, de las cosas más gratificantes que he vivido en estos años.

El grandísimo Salvador Larroca atendiendo a sus fans.

¡Presentando los concursos!

Si no me equivoco, Thor fue el ganador del concurso de Cosplay...

Karaoke libre

Talleres~
El IV Salón del Manga volvió a ser muy diferente para mí: En esta ocasión no participé como "colaboradora", sino como dependienta en Krypton Comics, una de las tiendas que organizaba el evento. Viví el Salón del Manga desde un stand comercial, y fue una experiencia muy especial y diferente. 

El stand estaba ambientado en Tron, los empleados llevábamos camisetas imitando los trajes de los protagonistas ♥

A veces me escapaba... me fui al stand de Puxineli, ¿A que son guapísimas y adorables?

Charlie, uno de mis compañeros de stand, "salvaguardando" su identidad detrás del disco electrónico...

Merchanmerchanmerchan!

Bueno, vale, puede que algunos días después de cerrar el Recinto Ferial descansáramos un poco...

Estábamos trabajando, ¡De verdad!

Entre los anuncios que solíamos grabar para promocionar el evento en Youtube, ese año estrenamos éste a modo de homenaje a los voluntarios, porque sin ellos no habría Salón del Manga de ninguna manera:


Y el año pasado volví a ser jefa de prensa, en la V Edición del Salón del Manga. También me ocupé, junto a Shÿwa, de gestionar al voluntariado: asegurarnos de que todo iba bien, solucionar los problemas que iban surgiendo... Como progresivamente, desde el III Salón del Manga, me había ido involucrando poco a poco en la organización, el año pasado no me pilló despistada respecto a preparar horarios, entrevistas a los voluntarios, presupuestos, reuniones, etc. Tuve la mala suerte de que me coincidiera con las prácticas en empresa y, aunque me dieron libres los días del evento, estuve liadísima los meses previos con las clases, las prácticas y la organización del Salón del Manga. ¡Y eso que yo formaba parte de la organización, pero no lo organizaba directamente!

¡Currando! Mi madre colaboró durante varios años en el evento y aquí sale posando con uno de los compañeros


Público de los concursos

La gente esperando para entrar desde muy temprano

"Marios" disfrutando de las exposiciones de los artistas invitados

El Taller de Caligrafía nunca ha faltado en el Salón del Manga

KuDe, como chico del escenario... de nuevo ♥

A veces hay que hacer un poco de tiempo entre una actividad y otra... ¿no?


Este año ya no existe más el Salón del Manga de Tenerife: Ha dado paso a la Summercon, una especie de Digievolución del evento, que ha cambiado de manos y que ofrece cosas diferentes. Este año acudiré como redactora de Tokyo Station y como visitante, y tendré la oportunidad de vivir un evento friki en mi tierra desde fuera, ya que por razones personales este año no he participado como voluntaria. Por eso es un mes de junio diferente: No estamos preparando presupuestos, no estamos reuniéndonos con los voluntarios, no estoy subiendo contenidos a la web del Salón del Manga ni revisando bases de concursos. Estoy de vacaciones, y se siente... extraño. Bien, pero raro. Eso sí, nadie me quita los cinco años que viví desde dentro del Salón del Manga, y todo lo que he ganado gracias a este evento, los retos que he aprendido a superar y todo lo que he aprendido de mí misma, y a todos los que lo hicieron posible.





domingo, 9 de junio de 2013

Un estilo para mí: Rockabilly

Se me ha ocurrido empezar una serie de tres posts dedicados a los tres estilos "identificables" de ropa que visto: Lolita, Rockabilly y Mori-kei. No significa que sólo me vista así, ni mucho menos, porque mi armario en realidad tiene un porcentaje muy alto de camisetas y de pantalones vaqueros, pero sí que son los más identificables. Empiezo con lo que significa para mí el rockabilly como moda, espero que les guste.


El rock&roll y el rockabilly siempre han estado presentes en mi vida porque, entre otras cosas, mi madre es una grandísima fan de Elvis Presley. Musicalmente es uno de los estilos que más me llenan y, quizás en consecuencia (quizás no) me siento muy atraída desde siempre por la estética que lo acompaña. Ay, cómo me ha gustado siempre Travolta interpretando a Danny Zucko...


La estética rockabilly siempre me ha hablado de libertad, de una juventud que se divierte y que aprovecha el momento, de chicas que aprenden a ser ellas mismas y a reclamar más independencia. Me habla de alegría, de rebeldía y de música, de mucha música.


Aunque cuando era pequeña era bastante delgada, al crecer resulté ser una chica con curvas. No soy el tipo de chica a la que una minifalda ceñida le queda bien, sino más bien de las que tienen forma de "reloj de arena", como quien dice. Me gusta mi cuerpo, y no me gusta la moda que dicta que las mujeres deben ser delgadas y planas, y en la estética de los años 50 encuentro, sin duda, un estilo con el que me siento femenina pero no lánguida, cómoda pero arreglada, y lo suficientemente dinámica como para ser yo misma.


viernes, 7 de junio de 2013

Un viernes de junio

Crónica (aproximada) de un día en mi vida, en fotografías tomadas desde mi perspectiva.
Más por experimentar y por entretenerme que porque piense que pueda interesarle a alguien ;)