sábado, 25 de mayo de 2013

~Rebeldía

Piensas que quieres ser tu misma, pero tienes miedo al aislamiento.
Gritas que quieres ser libre, pero te conformas con seguir lo convenido.
Cuando te elogian por algo te sientes feliz por eso, ¿estás realmente satisfecha?
Chicas que usan Vivienne Westwood pero ni siquiera saben quienes fueron los Sex Pistols.
Incluso usando un buzo. Una princesa es una princesa.
Mis reglas Lolitas son mías.
Así que tú eres la única que puede encontrar sus propias reglas.
Mi Dios y tu Dios son diferentes.
Hay ángeles que usan elegantes vestidos y tocan el tamborilete,
pero también hay ángeles que usan armaduras y portan espadas y su trabajo es luchar.

Novala Takemoto



Enciende la tele un día cualquiera y haz un repaso por todos los canales. ¿En cuántos has visto sangre? ¿Noticias sobre la guerra, asesinatos o secuestros? ¿En cuántos has visto películas de acción con cuchillos y explosiones, con chicas con cuerpos "diez" como protagonistas? ¿Y la sexualización de las mujeres y los hombres? ¿No está acaso presente en casi todas las producciones televisivas que nos entretienen, desde la comedia hasta el drama? 

Ahora sal a la calle. Verás escaparates, copiándose unos a otros, verás jóvenes que no saben que hacer con su futuro y personas adultas que no saben qué han hecho con su pasado. A veces parece que la gente de tu edad se conforma con seguir al rebaño, con esperar lo que esperan sus amigos, con miedo a destacar en algo por lo que no se vayan a llevar aplausos, sobresalientes y palmaditas en la espalda. 

Abre una revista de moda, una cualquiera, en el primer quiosco que encuentres en tu paseo. ¿Cuántas chicas de las que aparecen fotografiadas ahí tienen menos de una talla 90 de pecho? ¿Cuántas llevan más de una talla 36 de pantalón? Su pelo está perfecto, sus piernas dan vértigo y todas parecen mujeres de éxito. 

Irreales.

Y todavía hay gente que se sorprende de que el Lolita sea rebeldía. Y lo es, es rebeldía; es afirmación de lo que una misma es, no de lo que debe aparentar ser;  es revolución: "¿Cómo va a serlo, si es una moda que te obliga a llevar la falda a la altura de las rodillas?" dicen. Y te da pena, te da lástima que no vean más que la ausencia de escote y de muslos, que piensen que así no encontrarás pareja nunca (porque claro, sin enseñar carne, ¿quién va a fijarse en tí?), que protesten porque una niña de trece años lleve el ombligo al aire y que protesten poque una joven de 19 años elija lucir un minihat y pendientes con forma de pastelitos. 

El Lolita es rebeldía porque está hecho para nosotras, para las mujeres, para las que lo visten y para las que no. Frente a un mundo patriarcal, donde incluso las propias niñas asumen que para ser felices deben tener una cintura de avispa, la piel bronceada y una buena delantera, las Lolitas nos vestimos para nosotras mismas. Nos sentimos como princesas, nos sentimos femeninas y buscamos un rincón en el que la sociedad nos permita expresarnos. Por eso el Lolita no es sólo una moda, es una subcultura, esconde toda una creación artística y literaria que se retroalimenta con los vestidos y los pololos.

"Las Lolitas son esas chicas que prefieren tomar el té antes que salir de fiesta, ¿no?" No, señor, que cada Lolita es una persona diferente a la otra, con sus gustos y sus aficiones. Pero la Lolita sí que es esa persona que sabe que no necesita salir de fiesta, ponerse un modelito atrevido y ligar para ser feliz, ni para sentirse femenina, ni para pasar la mejor noche de su vida. Es la mujer que se quiere, que se valora y que sabe que tiene mucho que ofrecer, que no se ha dejado sexualizar por la sociedad, incluso si le gusta vestir con ropa sexy cuando no viste Lolita, porque lo hace para sí misma.

 Por eso el Lolita es rebeldía, está hecho para todas las mujeres, lo vistan o no, porque es una moda que no responde a los estándares que los hombres han ido marcando a lo largo de la Historia, porque muestra a la mujer como una persona y no como la copia imperfecta del hombre que desde hace siglos se le considera, porque rompe con los esquemas de lo que se exige en el siglo XXI que sea una mujer: Responsable, atractiva, profesional, seria, una madre y una esposa. Una Lolita es todo esto, pero no necesita demostrarlo. 

No necesita demostrar su profesionalidad, su figura, su capacidad de ocuparse de sus seres queridos ni lo responsable que es, porque lo sabe, y deja que los hechos hablen por sí mismos, mientras que en la apariencia disfruta de todo lo que se supone que ya tenía que haber dejado atrás: Los vestidos pomposos, los lazos, el pelo de colores o el maquillaje de inspiración gótica. Y mientras tanto, el Lolita es ese rincón en el que se rebela contra lo establecido, contra lo más oscuro del mundo, contra lo que nos presiona a cada uno de nosotros en nuestro día a día.



(Queridos Kodonas, Aristocrat y similares, todo esto también se refiere a ustedes, que comparten con las Lolitas esta magia)

lunes, 13 de mayo de 2013

~Un poco de maquillaje

La verdad es que me encanta hablar de ropa en este blog, a veces incluso de peinados... Pero rara vez hablo de maquillaje.

Empecé a maquillarme hace muy poco, yo diría que hace unos tres años. Hasta entonces lo único que usaba era lápiz de ojos (casi siempre blanco, por encima y por debajo del párpado), y muy muy muy ocasionalmente, corrector de ojeras o alguna pintura de labios muy discreta. Ésta era yo en el año 2007 con los ojos pintados de blanco...

Hace más de cinco años de esta foto... =_= xD

Hoy me he comprado una lata preciosa en una tienda llamada La casa chiquita para poder ordenar un poco mis pinturas de uñas, que cuando empecé a comprarlas las empecé a guardar en otra caja... y ya se me quedó pequeña. Así que con la nueva, las puedo tener divididas en las dos cajitas, sin necesidad de dejar ningún bote por fuera.



¿No es una monada? Pues con la excusa de ordenar mis cosas para guardarlas, he decidido dedicar este post a los productos de maquillaje que suelo utilizar:

No vivo sin esto: Pack de crema hidratante, agua termal en spray y desmaquillante de Vichy, cuesta menos de 15 euros en la farmacia y me dura de dos a tres meses.

Éstas son sólo algunas de las pinturas de uñas que no me cabían en la cajita anterior... Desde que descubrí Essence (menos de dos euros por bote, colores bonitos, variedad y sobre todo, calidad) mi colección no ha hecho más que crecer. Fan total de esta marca.

Volvemos a Essence con el colorete: Creo que sólo dejo de usar colorete en verano, cuando tengo buen color gracias al sol. Suelo utilizar los de Essence, aunque tienen mica y brilla (y no me gusta), porque son más baratos y duran más que el de Pinaud, que es la otra marca que he probado. Pinaud me da un color más bonito, en mi opinión, pero en dos horas ya se me ha ido.

Casi nunca me maquillo los ojos ya, pero cuando lo hago utilizo estos tonos: Colores tierra para el mori-kei, un tono violeta muy suave para el resto de días en que me apetece darme sombra de ojos.

Tampoco vivo sin esto: Siempre tengo ojeras, son inherentes a mí xD No es cuestión de que descanse mejor o peor, las tengo desde que era muy pequeña, así que necesito utilizar un corrector para que no se me noten tanto, porque si no lo único que consigo es que se resalten mis ojos saltones... Éste es de Essence y me costó tres euros y poco.

Brillos de labios forever. Ésta no es ni la mitad de mi colección ,el resto está repartido en bolsos y por lo largo de la casa y de la habitación. Me gustan muchísimo y siempre los he utilizado incluso dentro de casa. La gente que me rodea lo sabe y sigue regalándome brillitos con olores ricos, para mi alegría ♥

Un rotulador para la manicura francesa, lo mejor que se ha inventado. También es de Essence y lo utilizo en general en el nail-art. Ojalá lo hubiera en más colores, porque es genial.

Casi siempre que salgo a la calle lo hago sin pintarme los labios, sólo con brillo de los que enseñé antes. Pero a veces me da por ahí y uso un gloss, los dos o tres que tengo son también de Essence, o me pinto los labios. Ésta es mi barra favorita, un rojo intenso de Max Factor y de larga duración.

Para terminar, otra crema hidratante, ésta de Sensilis. La utilizo muy de vez en cuando, sólo cuando tengo que arreglarme más de lo habitual, porque tiene un poco de color y, sin ser una base de maquillaje (que nunca utilizo) uniformiza un poco el tono de la piel.
 ¡Esto es todo!


sábado, 11 de mayo de 2013

~Paper Doll Mate

¡Buenas!

Aprovecho un descanso (a la hora de la siesta ♥) antes de seguir con el Trabajo de Fin de Grado para compartir unos diseños que me tienen enamorada desde hace unos meses: Paper Doll Mate.

Se trata de unas ilustraciones inspiradas en las muñecas recortables de toda la vida creadas por una empresa de papelería coreana, Afrocat. Paper Doll Mate decoran cuadernos, agendas, estuches, fundas para móvil, alfombrillas de ratón, pegatinas... Y por supuesto, se pueden imprimir, recortar y vestir. Se llaman Alice, Sally, Tom y Julie.

Para que se hagan una idea, si no las conocen ya... Algunas imágenes que encontré por Google:






En España solo las he visto, y muy de vez en cuando, en la tienda Sfera, donde me compré esta alfombrilla para el ratón:


También vi esta blusa tan bonita en Sfera, peroo yo no me la compré, sino que fue un regalo de mi madre ♥. Me encantan los detalles del bajo. Me parece tan bonita que tengo miedo de combinarla mal y estropearla xD




¡Hasta otra!

lunes, 6 de mayo de 2013

~Dualidad

Nací el 21 de junio de 1988. Esto supone varias cosas: La primera, que en mi fecha de nacimiento mi número favorito, el 8, está repetido dos veces. Segunda, que siempre ha habido gente a mi alrededor que considera que soy Cáncer a pesar de que siempre yo y mi familia me han considerado Géminis y, por último, que soy Géminis. Dos gemelos. Dualidad. Dos ochos, dos zodiacos, dos gemelos. Cástor y Pólux.



La dualidad siempre ha sido muy importante en mi vida. Sólo entiendo y hablo dos idiomas. He estudiado en dos universidades. En su momento, me tuve que decidir entre dos carreras universitarias. Hay dos camas en mi habitación, y he vivido en dos lugares geográficos diferentes. Nací a las dos de la tarde.


Bigénero casi desde que tengo memoria, bisexual, con dos relaciones amorosas serias en mi expediente. Dualidad, dualidad, dualidad. Sentirme a veces un hombre y a veces una mujer, tener un armario con pantalones de chico y una caja con vestidos Lolita. ¿Ya dije que la dualidad era muy importante para mí? Quizá olvidé decir que a veces me gustaría imaginar mi vida sin ella, aunque en realidad pienso que debe ser muy aburrido.


Mente y cuerpo: Dos cuestiones diferentes. En ocasiones mi mente desea lo que mi cuerpo odia, otras veces pasa lo contrario. Las cosas pares. De pequeña recibía regalos cada seis meses: Por Navidad (enero) y por mi cumpleaños (junio): dos veces al año. Y en la ficción algunos de mis personajes favoritos van de dos en dos... Luke y Leia, Fred y George, Fili y Kili, Merry y Pippin.

No me gustan los números impares.



(Hacía tiempo que quería escribir una entrada acerca de esto, pero no encontraba la forma de hacerlo: Finalmente creo que me ha quedado demasiado personal. Las fotos que lo adornan me las saqué hace unos tres o cuatro años, cuando descubrí el poder que tenía una cámara de fotos para ayudarme a expresar lo que sentía.)


jueves, 2 de mayo de 2013

~Otro desfile

¡Hola!

Hace unas semanas comenté que asistí a un desfile de los alumnos de la Escuela de Arte Fernando Estévez. En ese momento apenas tomé fotos porque se suponía que ese desfile iban a repetirlo con ocasión de las fiestas de Mayo, las fiestas de mi ciudad.

Y así fue. Ayer, con más sencillez y menos ceremoniosidad (lo cual se traduce en más libertad para los diseñadores y los modelos), entre la Exposición de Flores, la Feria de Artesanía y la Feria del Libro, todo en el mismo parque, se celebró este desfile al aire libre.



Estos tres diseños pertenecían a los alumnos de primero de Estilismo e Indumentaria. Había más, pero las fotos que saqué no vale la pena que las vea ser vivo alguno...

También actuó un dúo muy divertido de música celta, de violín y guitarra:



Y éstos son algunos de los de segundo:

Éste es el diseño elaborado por mi hermana, modelado por Cristina M.







¡Hasta otra!