miércoles, 27 de febrero de 2013

Mori-kei feelings~

Estos últimos días he tenido muchas ganas de vestir con inspiración mori-kei. Aunque no tengo un armario que me permita hacer conjuntos mori propiamente dichos, me encanta darle un toque de este estilo a mi forma de vestir habitual.

Ayer, por ejemplo, combiné el mori-kei con el lolita, una mezcla que me encanta, ¿qué les parece?

Mariquitas por todos lados

Aproveché para estrenar mi cuello de peluche ♥
 


JSK: Dear Celine
Blusa: Pimkie
Medias: H&M
Botines: Springfield
Accesorios: Bijou Brigitte, handmade, offbrand

Y hoy, para dar un paseo y comer nachos, utilicé algunos elementos típicos del mori-kei, como los tonos marrones y la lana, en un atuendo mucho más urbano. Por cierto, el pantalón de peto es un regalo de Kude ^___^:


¡Bolsillos!

Un broche de Dalí, según lo diseñó Pendientera
Pantalón: Pimkie
Medias: Calzedonia
Camiseta: Pimkie
Rebeca: Offbrand
Broche: Pendientera
Pinza flor: Claire's
Botas: Sfera


¡Otra cuestión! Mi amiga Irene estuvo hace cerca de dos años en Japón, y me había traído algunos regalos que, por diferentes circunstancias, no me pudo dar hasta hoy. ¡Mira qué de cosas preciosas! El anillo de Alicia lo estrené sobre la marcha, ahora estoy deseando estrenar todo lo demás. Haz click en las fotos para ampliarlas.


 



lunes, 25 de febrero de 2013

Un armario de película ~ Parte II

¡Hola!

Aquí vamos con la 2º parte de mi último post, que puedes ver haciendo click aquí.

Saha Baron Cohen como Monsieur Thénardier en Les Miserables. Este aspecto de Napoleón trasnochado le va que ni pintado a un personaje tan rocambolesco como el que interpreta. Mención especial porque el vestuario de esta película corrió a cargo de un diseñador canario. 

Hugh Jackman como Jean Valjean en Les Miserables. La chaqueta larga, las botas y el sombrero le dan un aspecto elegante pero no del todo refinado, y sin embargo imponente.

Zoe Boyle como Lavinia Swire en Downton Abbey. Simplemente, mira ese vestido. Esos bordados, esas telas. La banda de la frente. Es perfecto.

Kirsten Dunst como Claudia en Entrevista con el vampiro. Aunque su vestido más popular sea el azul, yo la prefiero con los atuendos infantiles, como el de la foto, todos elaboradísimos.

Luke Evans como Aramis en Los tres mosqueteros. Con mayor o menor fidelidad histórica, el grado de detalles y cuidado que tiene el diseño de la ropa en esta película me sorprendió, especialmente porque se trata de una película de acción sin más. Elijo el atuendo de Aramis porque no sólo es mi mosquetero favorito, sino porque refleja su sobriedad (es el más culto y religioso) y su pasión por las mujeres (¿le sienta o no le sienta bien? Pues eso).

Jhonny Depp como J.M. Barrie en Descubriendo Nunca Jamás. Si bien se pasa toda la película vestido como un correcto caballero, a veces... hace estas cosas. Bien, esta elección no iba en serio por mi parte, pero es uno de mis momentos favoritos de la película.

Emma Thompson como Elinor Dashwood en Sentido y Sensibilidad. No sé porqué este vestido me gusta tanto, si tanto ella como Kate Winslet lucen otros más finos y elegantes en la película. Será el aire campestre que tiene, no lo sé... Pero es uno de mis favoritos.

Amy Manson como Lizze Siddal en Desperate Romantics. ¡No encuentro una foto mejor de este vestido! Es sobrio y sencillo, azul pálido y abotonado, con algunos detalles en blanco.  Lo que daría por poder lucir un traje así.


Jack Davenport como James Norrington en Piratas del Caribe. Este atuendo es simplemente impresionante, con tantos detalles en dorado y el azul y el blanco como colores principales. ¿Ya comenté que los uniformes militares antiguos me gustan mucho?

Gerard Butler como el Fantasma en El fantasma de la Ópera. Su disfraz de La Muerte es espectacular. La máscara simula ser una calavera, las botas conjuntan con los guantes negros y los detalles en dorado sobre la ropa roja son hermosísimos.

sábado, 23 de febrero de 2013

Un armario de película ~ Parte I

Uno de los trabajos que realicé este cuatrimestre fue una breve introducción a la indumentaria femenina del S. XIX. Fue para una asignatura llamada "Comunicación y Educación", que en realidad debería llamarse "Cine". La premisa era preparar un pequeño documental, utilizando el cine como recurso audiovisual, sobre cualquier temática. El objetivo era entender que con el cine pueden aprenderse y enseñarse muchas cosas, y que es una herramienta más a la hora de dar clases o conferencias.



A raíz de la investigación que realicé para este trabajo (que tiene muchos fallos a nivel técnico y muy probablemente también a nivel teórico, y que ruego que disculpéis) empecé a fijarme mucho más (¡que ya es decir!) en el vestuario de las películas y series de época que veo. Éstos son algunos de mis favoritos:

Zoe Tapper como Effie Ruskin en Desperate Romantics. Su elegancia se ve reflejada, sin duda, en su vestuario.

Aidan Turner como Dante Gabriel Rosetti en Desperate Romantics. Su personaje tiene una estética bohemia, extravagante y un poquito hortera en comparación con el vestuario de otros personajes masculinos. ¡Capta la atención, inevitablemente, especialmente esos chalecos!
Daniela Denby-Ashe como Margaret Hale en North & South. Me encanta este conjunto tan sencillo pero tan elegante. Me encanta, me encanta. ¿Ya dije que me encanta?

Richard Armitage como John Thonton en North & South. ¿No es el perfecto caballero inglés, vestido así?
Keanu Reeves como don Juan en Mucho Ruido y Pocas Nueces. El mejor uniforme militar que se ha diseñado nunca, he dicho.
Hayley Mills como Pollyanna, en Pollyanna. Desde que era pequeña siempre me ha fascinado la ropa que la niña luce en esta película.

Kirsten Dunst como María Antonieta en Marie Antoinette. Es realmente difícil elegir uno sólo de los vestidos que luce en toda la película, pero entre otros, me decanto por éste. Tiene otro estampado con fresas, y otro azul celeste, que también me parecen fascinantes.

Jane Powell, Ruta Lee, Julie Newmar, Nancy Kilgas, Betty Carr,  Norma Doggett, y Virginia Gibson en Siete novias para siete hermanos. La ropa interior también se merece un huequito en este repaso, ¿no?
Jessica Brown Findlay como Sybil Crawley en Downton Abbey. En la 1º temporada de la serie se atreve a lucir este traje de pantalón tipo harén, para asombro de su familia y placer de Tom Branson... y de los espectadores. ¡Este vestido es bellísimo en muchos sentidos!


lunes, 11 de febrero de 2013

Lolita y trastornos psicológicos

Encontrado en varios Tumblr, desgraciadamente no puedo dar con el autor original de la imagen
 Llevo meses observando que muchas Lolitas que conozco (en un sentido amplio, no sólo personalmente) sufren o han sufrido algún tipo de trastorno psicológico. Bulimia, anorexia, ansiedad, insomnio, fobias graves o comportamientos autodestructivos son más comunes dentro del Lolita de lo que podría parecer.

Es irónico que una persona que vista con prendas tan hermosas, que cuide tanto su imagen y que parezca sacada de un cuento de hadas pueda tener crisis de ansiedad, cicatrices debajo de las mangas de su vestido o que lleve días sin apenas comer. Es irónico que un estilo de vestir que exige tanto valor para salir a la calle luciéndolo tenga tantas seguidoras con un nivel de autoestima realmente bajo. 

Baby my scars burn tonight está dedicado a las Lolitas que sufren trastornos psicológicos

Me gustaría destacar que, igual que veo que en el Lolita muchas chicas padecen (o padecemos) diferentes problemas psicológicos de muchos niveles diferentes, la sociedad en general está sufriendo lo mismo. Cada vez son más las personas, dentro y fuera del Lolita, que sufren depresión, trastornos alimenticios, neurosis, etc. Los tiempos en los que vivimos son difíciles y las Lolitas no somos seres ajenos a nuestra realidad, así que, inevitablemente, caemos en estos problemas. Por tanto, aunque me centro en el Lolita en esta reflexión, no lo hago de manera exclusiva, ya que estoy segura que en muchos otros sectores de la sociedad ocurre lo mismo.

He estado reflexionando acerca de qué aspectos del Lolita pueden estar relacionados con estas psicopatologías. No en un mal sentido, sino desde el punto de vista más objetivo posible y, como dije antes, sin intención de que resulte exclusivo para esta subcultura.

Extraído de http://onesadstory.tumblr.com/

- Idealización de otras épocas: Conocer y admirar épocas pasadas, desde un punto de vista idealizado (porque, no nos engañemos, es lo que hacemos casi todas) nos lleva a plantearnos algunas cuestiones de nuestro día a día actual. Independientemente de que hoy pueda vivirse mejor, o no, la comparación en algunos aspectos resulta casi inevitable.

- La edad: Muchas Lolitas son chicas jóvenes, de 15 a 25 años. Se trata de unos años complicados en cuanto a la imagen que uno se crea de sí mismo y la imagen que proyecta al exterior. Ser capaz de salir a la calle vestida Lolita no significa tener una autoestima alta, y a veces es esta "contradicción" lo que confunde aún más a las chicas. No encontrar la aceptación que necesitan por parte de su familia y amigos también resulta desolador.

- Internet: Es una herramienta básica, tanto para las comunidades como para el Lolita vivido de una manera más individual. Las redes sociales, incluyendo aquella que permiten un anonimato mayor, se llenan de experiencias personales, de "confesiones" y de desahogos. Las dificultades se ven más, y son también más las chicas que se identifican con otras Lolitas.

Captura de pantalla de Lolita tips

- La comunidad: Muchas comunidades Lolita surgen de personas que lo único que tienen en común es el amor por el Lolita. Se hacen grandes amistades entre las chicas/os que encuentran más puntos en común, pero también suele haber bastante espacio para el drama, los odios, los malentendidos y las discusiones a un nivel personal dentro de una misma comunidad. Y no todo el mundo tiene la misma fortaleza mental para superar que no es bienvenido en determinado grupo de personas, ya sea una comunidad entera o una parte de ella. Una autoestima baja también puede llevar a que nos comparemos continuamente con las Lolitas que más admiramos.

- Las tallas: Una chica que no esté contenta con su cuerpo puede acabar encontrando en las tallas japonesas un aliciente para los trastornos alimenticios.

- Refugiarse en el Lolita: Me parece uno de los aspectos más improbables, pero no lo descarto. El Lolita puede convertirse en un refugio de los miedos, la ansiedad y los problemas del día a día.

Imagen de Pretty Lolita Confessions

Esto no es un post que pueda escribir yo sola, es una reflexión sobre algo que he estado observando durante meses y que forma parte del día a día de muchas Lolitas. Podría escribir más sobre esto, si no se tuviera esa extraña idea de que quien habla de sus problemas sólo busca atención, pero me interesa sobre todo la opinión de otras Lolitas. Saber si soy la única que ha observado esto, si estoy equivocada, si es algo que siempre ha ocurrido.

Si tú misma/o vives esto...¡ánimo! Forma parte de ti, pero puedes superarlo. Aunque queden cicatrices o marcas, aunque siempre duela en el fondo del pecho, no te rindas. Trabaja por y para tí, quiérete, y no te desprecies. Los demás no te despreciamos porque te hagas cortes, porque tengas ataques de ansiedad o porque no puedas comer sin sentirte extremadamente culpable después. Tú eres una persona hermosa y bella a pesar de eso, y es a tí misma a quien tienes que defender y cuidar. Quiérete y respétate, y no te rindas.

miércoles, 6 de febrero de 2013

Desperate Romantics


Otra de las series que estoy viendo últimamente (es una gozada no tener que ir a clase ni estudiar por unos días) es Desperate Romantics. A decir verdad la vi esta misma semana, ya que es una miniserie de sólo seis episodios que se estrenó en 2009. Trata sobre la Hermandad Prerrafaelita, fundada en 1848 en Londres por John Everett Millais, Dante Gabriel Rossetti y William Holman Hunt. Pintores y poetas, influyeron notablemente en la pintura inglesa.

Estos tres artistas son los protagonistas de esta serie de la BBC, interpretados por Rafe Spall, Samuel Barnett y Aidan Turner. Basada en el libro Desperate Romantics: The Private Lives Of The Pre-Raphaelites, de Franny Moyle, profundiza en la vida privada de este grupo de mano de su amigo Fred Walters. Sus inspiraciones, sus intentos por conseguir un mecenas y por aparecer en exposiciones, así como su vida romántica y sexual son algunas de las líneas argumentales de esta serie.

He aquí dos vídeos promocionales:



 Mi opinión particular es que, aunque no es una serie que merezca un sobresaliente, ni que haya tenido mucho presupuesto (los escenarios, aunque buenos, se repiten mucho, por poner un ejemplo) la interpretación de los actores es brillante. Además, al estar ambientada en el Londres del S.XIX, creo que a muchos lectores/as de este blog puede interesarles por la parte estética y la fidelidad que la BBC siempre aporta a sus producciones, además de por la temática artística.
 
Algunas imágenes:

 
 


Ahora estoy empezando a ver North and South, con Brendan Coyle y Richard Armitage. Creo que son sólo cuatro episodios, así que cuando la termine haré otra pequeña reseñita :)

viernes, 1 de febrero de 2013

Being Human


 Hoy vengo a comeros la cabeza, queridos lectores, con mi última obsesión. La versión británica de la serie Being Human.

Bueno, creo que a estas alturas sobra decir que soy fan de Tolkien, y que entre sus libros mi favorito es El Hobbit. La película de Peter Jackson superó mis expectativas y... estoy dentro del fandom, me temo xD La cuestión es que uno de mis personajes favoritos del libro, Kili, está llevado a la pantalla de una forma más que interesante. En Tumblr, buscando imágenes de Kili, di con la serie de la que voy a hablar ahora.

El actor que interpreta a Kili, Aidan Turner, fue uno de los protagonistas de la versión británica de Being Human justo antes de empezar a trabajar con Peter Jackson. Allí interpretaba a John Mitchell, un vampiro de 116 años que se esfuerza por dejar de alimentarse de sangre, y que empieza a compartir piso con George, un hombre lobo que aún no ha asimilado del todo lo que es. La casa en la que empiezan a vivir juntos está encantada, porque en ella habita el fantasma de una joven, Annie. Los tres comienzan a hacer vida juntos, a luchar contra su condición sobrenatural y contra sus instintos, mientras intentan llevar una vida lo más humana posible.



Aquí les dejo dos trailers, uno que se hizo para el propio Reino Unido y el que se utilizó para promocionar la serie en EEUU (¡ojo! Hay una versión americana de esta misma serie, aunque se retransmitiera la versión británica en BBC America):


La primera temporada es entrañable, es la que más comedia tiene, y muestra cómo los protagonistas crean un refugio en su casa, se convierten en una familia bastante peculiar y aprenden a "sobrevivir" en su entorno. En la segunda temporada hay algo más de drama y se complica la trama. Actualmente estoy viendo la tercera y va por el mismo camino que la segunda.

A mí nunca me han llamado la atención las series de fantasía, siempre he sido de sitcoms y de dramas de época o históricos, como mucho. Sin embargo no me arrepiento de haber empezado a ver Being Human, ya que lo que más me atrae de la serie son los tres protagonistas y cómo se enfrentan a su situación, cómo cruzan la línea entre sentirse unos monstruos a pensar que ellos pueden ser más humanos que la gente que tienen alrededor. Yo diría que si te sientes fuera de lugar en tu propia vida o en tu realidad seguro que te identificas con las emociones que Mitchell, George y Annie intentan transmitir.