lunes, 26 de agosto de 2013

Lolita, ¿Para quién?



Esta mañana me acordé de que el primer día que vestí Lolita (Casual), y lo hice para ir a trabajar, una señora me preguntó que si me había vestido así para ligar con alguien. Y me lo preguntó mientras trabajaba, no es que me viera sentada en una cafetería o en un parque, sino que entró a la tienda de cómics y regalos en la que yo era dependienta sólo para decirme eso.

Esto me hace pensar en algo de lo que seguramente ya he escrito, pero que veo que hace falta recalcar: Cualquier persona tiene derecho a arreglarse y a vestirse como quiera sin que la causa de ello tenga que ser atraer la atención de otra persona, llámense padres, compañeros de clase, profesores, desconocidos. Que un hombre se empiece a dejar barba, cambie de colonia o decida ponerse camisa un día no significa que esté intentando ligar con alguien. Que un adolescente cambie radicalmente de peinado y empiece a llevar pulseras con pinchos y tachuelas no quiere decir que esté intentando llamar la atención y que le guste que le miren por la calle. Que una mujer pase una hora arreglándose antes de salir no demuestra que está enamorada y que tiene una cita a la que quiere ir deslumbrante.




¿Entiendes mi punto? Cada uno es libre de lucir físicamente como prefiera y por la razón que prefiera. Porque el hecho de que una chica se alise el pelo antes de ir a ver a su novio o que se maquille para ir a la piscina no la convierte en una persona superficial, sino en una persona que ha tomado la decisión personal de hacer con su aspecto físico algo concreto, que sólo incumbe a esa persona, por la razón que ella misma decida. Podemos pensar si nosotros haríamos lo mismo o no, si nos sentiríamos cómodos de esa manera o no, pero no juzgar su aspecto.

Volviendo al Lolita: Cada una de las personas que siguen esta estética tienen una razón para hacerlo. En mi caso, como para muchas otras chicas, es simplemente que nos vemos bien. Nos gusta vestir así. Somos mujeres que nos sentimos bien con vestidos más clásicos que los que se ven en las tiendas de nuestra ciudad, que nos sentimos cómodas con esa mezcla de recato y atrevimiento que caracteriza nuestro estilo: Enseñamos poca piel, pero no pasamos desapercibidas, para bien o para mal.  Si llevas un tiempo en esto, seguro que ya te han preguntado alguna vez que porqué vistes así. Yo contesto con la misma pregunta, y suelen darse cuenta enseguida de la respuesta: "Porque me gusta". Y si me contestan "Porque es lo normal", les explico que yo prefiero vestir de la manera en que me gusta verme antes que de la manera que sea "normal".

Fotografía de Strange Tastes

Yo visto Lolita para mí, porque me gusta vestirlo. E igual que tengo días en los que no me veo guapa haga lo que haga, lleve vaqueros o vestidos, me pasa lo mismo con el Lolita. Igual que hay camisetas que me gusta combinar con tal chaqueta o tal pantalón, tengo mis conjuntos favoritos entre mi ropa Lolita. Y del mismo modo del que decido que hoy, para salir a hacer un recado al lado de mi casa, iré con ropa de verano y sin maquillar, puedo decidir tardar una hora en pensar un conjunto pomposo y lolitil para ir al cine o a merendar. Y viceversa. No hay nadie que me limite en mi estética, no hay nadie que escriba unas normas sobre cuándo, cómo y para qué debo vestir de una manera concreta: Soy yo quien decido, según el día, cuándo y para qué me visto Lolita, pero siempre tengo muy claro para quién lo hago: Yo.

13 comentarios:

  1. El problema es que muchas personas todavía tienen la mentalidad de que las mujeres estamos para complacer a otros, y si una se toma más tiempo de lo usual en pensar en una misma se lo toman como que tienes segundas intenciones o que eres una egoísta. Coincido también con que aunque a alguien no le guste como va otro alguien no es asunto suyo ^^

    ResponderEliminar
  2. Así es. Todas deberiamos hacer lo que queremos hacer por y para nosotras mismas. Si te apetece hacerlo, hazlo.
    ¿Que importa si luego pasa lo de siempre?
    Gente que cuchichea, que se rie, que observa.
    No solo nos pasa a las lolitas si no a cualquiera que destaque mínimamente de lo considerado "normal".

    <3 Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como no seas un reflejo de la ropa que hay en los escaparates de las tiendas de moda, ya hay cuchicheos por todos lados... Afortundamente siempre hay alguien que te para y te dice "¡Me gusta tu estilo!".

      Eliminar
  3. Qué buena entrada!Chapó!Y sirve para cualquier estilo, cada uno es libre de ir como quiera porque lo hace para sentirse bien consigo mismo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Claro, yo lo escribí desde el punto de vista del Lolita, pero sirve absolutamente para cualquier forma de vestir, incluso la más estándar.

      Eliminar
  4. Me ha encantado la entrada Lawi, además estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista. Genial, en serio^^

    ResponderEliminar
  5. Vaya nunca había oido de una situación así, normalmente te preguntan si vas de carnaval o de comunión... pero me ha encantado tu post, ¡muy sabias palabras!

    Tenía tu blog guardado en mi lista pero nunca me había detenido a leerte y esta entrada llamó mi atención.

    ¡Saludos y besitos!

    ResponderEliminar
  6. Lo entiendo y lo comparto plenamente. De echo lo que me cuesta entender es que hoy en día exista alguien que sea de una manera concreta con el fin de agradar/ligar con otros _ _

    ResponderEliminar