lunes, 6 de mayo de 2013

~Dualidad

Nací el 21 de junio de 1988. Esto supone varias cosas: La primera, que en mi fecha de nacimiento mi número favorito, el 8, está repetido dos veces. Segunda, que siempre ha habido gente a mi alrededor que considera que soy Cáncer a pesar de que siempre yo y mi familia me han considerado Géminis y, por último, que soy Géminis. Dos gemelos. Dualidad. Dos ochos, dos zodiacos, dos gemelos. Cástor y Pólux.



La dualidad siempre ha sido muy importante en mi vida. Sólo entiendo y hablo dos idiomas. He estudiado en dos universidades. En su momento, me tuve que decidir entre dos carreras universitarias. Hay dos camas en mi habitación, y he vivido en dos lugares geográficos diferentes. Nací a las dos de la tarde.


Bigénero casi desde que tengo memoria, bisexual, con dos relaciones amorosas serias en mi expediente. Dualidad, dualidad, dualidad. Sentirme a veces un hombre y a veces una mujer, tener un armario con pantalones de chico y una caja con vestidos Lolita. ¿Ya dije que la dualidad era muy importante para mí? Quizá olvidé decir que a veces me gustaría imaginar mi vida sin ella, aunque en realidad pienso que debe ser muy aburrido.


Mente y cuerpo: Dos cuestiones diferentes. En ocasiones mi mente desea lo que mi cuerpo odia, otras veces pasa lo contrario. Las cosas pares. De pequeña recibía regalos cada seis meses: Por Navidad (enero) y por mi cumpleaños (junio): dos veces al año. Y en la ficción algunos de mis personajes favoritos van de dos en dos... Luke y Leia, Fred y George, Fili y Kili, Merry y Pippin.

No me gustan los números impares.



(Hacía tiempo que quería escribir una entrada acerca de esto, pero no encontraba la forma de hacerlo: Finalmente creo que me ha quedado demasiado personal. Las fotos que lo adornan me las saqué hace unos tres o cuatro años, cuando descubrí el poder que tenía una cámara de fotos para ayudarme a expresar lo que sentía.)


8 comentarios:

  1. Idaira: qué bonita entrada ♥

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada, me ha encantado :)

    ResponderEliminar
  3. La dualidad es la esencia de cada uno. Nada es blanco, nada es negro, ni siquiera es gris. Sería todo muy aburrido e incomprensible si cada cual tuviera que afrontar un rol extremo.

    Te entiendo perfectamente porque estoy muy familiarada con esa dualidad. Maldito géminis... maldita mente creativa, curiosa e inquieta ^^

    (Por cierto nos llevamos exactamente 4 años y 2 días... ay la dualidad) <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy que bonito :) Gracias por tu comentario, tienes toda la razón ♥

      Eliminar
  4. Las fotos son impresionantes, cargada de sentimientos en cada pixel :O
    La dualidad mueve el mundo y de alguna forma todos bebemos un poco de ella a nuestra manera ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Cuando me regalaron la cámara de fotos empecé a pasar mucho tiempo haciendo experimentos con ella, y como vivía sola, me tenía nada más que a mí de modelo ^___^ Y al final conseguí expresarme de las dos maneras, posando y fotografiando. Me alegra que te gusten :D

      Eliminar