viernes, 9 de septiembre de 2011

Soy Lolita, pero no soy...

 
No soy inmadura: El Lolita supone tomar la decisión valiente y consciente de vestir de una manera que difiere de los estándares actuales por su propio placer, con el consiguiente riesgo a experimentar rechazo, burlas, comentarios malintencionados y crueldad por parte de otras personas.

No soy infantil: Considero que los adultos no deben perder la esencia del niño que llevan dentro, y que deben mantener siempre un pequeño cristalito a través del cual poder ver el mundo de manera positiva, inocente, y sin juzgar, y pretendo reflejar ese lado bonito de la vida a través de mi vestimenta.

No pretendo atraer a nadie: Me visto Lolita porque me gusta a mí. Tengo suerte y mi familia, mis amigos y mi pareja lo aceptan, incluso me dan consejos, pero no lo visto por ellos.

No soy una muñeca: Me gusta la elegancia inspirada en otra época, pero soy una persona con mis defectos y mis virtudes, con mis momentos buenos y malos, y con una manera propia de expresarse y de vivir.


No soy consumista: La ropa Lolita es apenas un poco más cara que la ropa estándar, salvo que hablemos de las marcas más reputadas, que por la originalidad de sus diseños y su influencia en el estilo, tienen precios altos. BTSSB, Metamorphose, Angelic Pretty o Mary Magdalene podrían considerarse la alta costura en el Lolita, pero no es necesario tener un vestido de marca para poderse considerar Lolita. Además, muchas Lolitas que gastan sus ahorros en prendas caras de estas marcas realizan verdaderos esfuerzos para ahorrar y podérselas permitir. ¿Es menor el consumismo si nos gastáramos ese dinero en videoconsolas o en teléfonos móviles?

No soy gótica: Salvando al Gothic Lolita, y a las chicas que aparte del Lolita sigan una moda inspirada en el gótico, cada Lolita es un mundo y puede vestir siguiendo un estilo más romántico, más dulce, más clásico, etc.

No he cambiado por ser Lolita: El Lolita me ha llevado a conocer a gente fantástica a la que aprecio mucho, pero no he dejado de lado a mis amigos ni mi entorno de siempre desde que soy Lolita. Si he cambiado ha sido por otras circunstancias de mi vida y de mi relación con los demás, no por mi forma de expresarme a través de la ropa.

No sufro vistiendo Lolita: En serio, estoy cómoda. De verdad. Más que si llevara una minifalda, te lo aseguro.

No soy machista: He tomado la decisión de vestir Lolita enfrentándome a la presión social que pretende que las chicas luzcamos cuerpo, que enseñemos el ombligo y los muslos para gustar a los hombres. Llevo vestidos por la rodilla para gustarme a mí misma y por decisión propia, ¿hay algo más feminista?

11 comentarios:

  1. machista
    adj machista [ma'ʧista]
    1 relacionado con el machismo
    Aún vivimos en un mundo machista.
    2 [persona] que discrimina a la mujer por considerarla inferior al hombre
    directivo machista
    s machista persona que discrimina a las mujeres
    Es un machista con su mujer.
    Feminismo
    Doctrina social, favorable a la mujer, a quién concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres.
    Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

    No entiendo el uso de estás dos palabras en el texto dado su definición, aunque entiendo (o eso creo) lo que quieres transmitir.
    De resto la forma de vestir no condiciona el resto de aspectos de nuestra vida, por lo que me gusta tu entrada.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Jopé, nada, que otra entrada tuya que me tengo que añadir a marcadores xD Creo que estoy de acuerdo en todo, aparte que has sabido expresarte a la perfección.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario, Anónimo ^^ La relación es que hay muchas personas ajenas al movimiento que relacionan el Lolita con el machismo imperante en la época en que se inspira, por los vestidos antiguos, el uso de corsets etc.

    Oh, gracias, Al! A pesar de todo, me cuesta mucho expresar mis ideas con palabras, me alegra haberme conseguido hacer entender ^___^

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la entrada, LaWi, te has expresado genial ^^

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la entrada ^^ ¡Un aplaudo!

    ResponderEliminar
  6. Esta genial! ^^
    Estoy de acuerdo con todo, salvo lo primero; no necesitas madurez para vestir diferente. No al menos tanto como das a entender. Date cuenta de que la mayoría de la gente que viste diferente es joven y muchas de ellas (o ellos), inmaduras, que se visten diferente solo por ser rebelde o porque quieren llamar la atención. No se si me explico, me parece bastante complejo. Yo creo que necesitas mucha más valentía, fuerza, y seguridad en ti mismo de lo que la gente cree, que no es nada fácil, y que eso suele implicar cierto grado de madurez, eso es cierto. Pero a veces sí veo lo que te comentaba antes, mucho adolescente que quiere llamar la atención y jo el mundo no me comprende y también está el que simplemente se busca a sí mismo (que eso esta bien, oye). La diferencia de edad pues es importante, pero sobretodo hay un detalle que diferencia a unas "lolitas" de otras; la duración. Y también el desarrollo del estilo...

    Que me lío XD No se si me entiendes ^^U

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón :3 Yo creo que lo único que soy dentro de esa entrada es consumista xD pero eso lo he sido toda la vida ^^

    Has expresado todos los prejucios que nos meten

    ResponderEliminar
  8. ¡Gracias a todos por los comentarios y las opiniones! :D

    En cuanto al comentario de Llovizna, intenté incluir todas las cosas que no se son por ser Lolita. Muchas de las cosas que cito no son malas, y además es posible que formen parte de nosotras, pero no por ser Lolitas, sino porque somos así ya "de toda la vida". En mi caso sería sobre todo "no soy gótica", ya que a veces me visto de manera que sí lo parece (fuera del Lolita) y hace unos años me atraía bastante ese estilo; pero no me gusta que digan "es una gótica" cuando voy de Classic Lolita xDD

    ResponderEliminar
  9. ¡Oh! Lo cierto es que me quedé en los 22 seguidores, no le doy demasiada importancia a la página de Facebook pero con los 26 de ahora me conformo. Explosión de júbilo total.
    De veras, no sabes lo cansado que estaba de comentarios como "Nice blog!" o "bonitas fotos" (que me han llegado a poner incluso cuando el texto no contenía ninguna imagen, no way). Me alegra mucho tu pequeña gran dosis de autoestima. Precisamente, me he ganado un pequeño hueco en la blogosfera gracias a mis extensos comentarios. Para que ahora venga una rubia exhuberante que cree que porque sea Louis Vuitton pega con todo y parece otro maniquí de Bershka a decirme que "bonito outfit". Genial.
    Solo tengo una amiga lolita. Y otra pin-up, que dentro de todo aportan algo de originalidad a mi gris y mediocre círculo social. Ella dice ser Gothic lolita, aunque no tiene demasiada influencia gótica. Algún accesorio o complemento como cruces invertidas, encaje negro, plataformas "agresivas", y poco más. Porque el resto son todos lazos, ositos y color rosa, color rosa everywhere.
    Aunque su estética resulta algo infantil (al fin y al cabo de eso trata el Lolita, ¿no?), es una de las chicas más maduras y responsables que conozco. Chicas que creen ser adultas por vestir con faldas o llevar blazers tienen una actitud mucho más pueril que la de Marta -la chica lolita-.
    Respecto a lo del machismo, que es lo que más me ha impactado, resulta patético semejante muestra de ignorancia. Es como la polémica sobre el "burka", en el que se tacha de machistas tanto a hombres como mujeres cuando lo único que se pretende es amar a la mujer sin tratarla como a un trozo de carne. Bendita cultura occidental (?) Basta informarse un poco, que es lo mínimo que se debe hacer para criticar o simplemente opinar acerca de un tema, para saber que el Lolita surge a finales de los 70 en Japón con el objetico de REVELARSE contra el estereotipo de mujer de la época: buena esposa y dependiente de su marido. Es Wikipedia, no hay más.
    El consumismo... Pues qué quieres que te diga. Preferiría emplear el dinero en un vestido bonito que en el último smartphone del mercado. Al fin y al cabo te vas a gastar lo mismo en tus súper tacones de Marypaz con las que vas a pisar el asfalto del polígono con un cubata en una mano y el miembro de tu novio fanático del tunning en la otra.
    Y sufrir... A mí me encantaría usar prendas influenciadas por la época victoriana y el rococó francés, como el Lolita, pero mal lo tengo. Bastante tensa es la relación con mis padres como para presentarme de arriba a abajo vestido de terciopelo y lazos. Si mi madre ya cree que soy satánico por customizar mis cazadoras perfecto con tachuelas, imagina.
    Yo, cómo no, también te sigo.

    Toni R.
    www.letmebeyourtrendsetter.blogspot.com

    ResponderEliminar