viernes, 15 de abril de 2011

Museo del ferrocarril (Madrid)

Hoy estreno una nueva categoría, "Lugares que me gustan", con uno de mis sitios favoritos de Madrid: El museo del Ferrocarril, la antigua estación de Delicias. Las fotografías no son mías, sino de la web oficial, ¡no encuentro las que saqué hace años, cuando estuve allí por última vez!


La estación se inauguró en marzo de 1880 con la presencia de Alfonso XII, su esposa doña María Cristina y don Antonio Cánovas del Castillo. En su momento fue la mayor estación de trenes de Madrid, hasta que en 1969 se cerró a favor de las estaciones de Atocha y Chamartín y en 1984 se estrenó como el actual museo del Ferrocarril. 


El museo cuenta con varias salas. Una de mis favoritas es la sala de modelismo, llena de maquetas de trenes eléctricos de altísima calidad, y en plena marcha, situada al lado de una exposición de gorros de los uniformes de empleados de ferrocarril de todo el mundo. Otra de las salas más bonitas es la sala El Viaje, que recrea los elementos propios de los viajes en tren en la época en que la estación funcionaba: maletas, planos, billetes, taquillas... y algunos maniquís que representan viajeros, pero que dan un poco de miedito en realidad... xD


El centro de la estación, los andenes propiamente dichos, es otra de mis zonas favoritas. Tranquila entre semana, amplia y fresca en verano, contiene la exposición de locomotoras y vagones a los que se puede acceder (al menos a la mayoría, a los pocos a los que no se puede ver su interior desde pasarelas).


3 comentarios:

  1. jo que sitio tan interesante!! aqui no hay cosas asi ni por asomo :S k suerte haber estado en un sitio asi ^^!

    ResponderEliminar
  2. Parece un sitio precioso.
    Casualmente en cosa así de una hora cojo el autobús a Madrid, pero dudo que me de tiempo de pasarme por ahí. Aún así, si se cancela algún plan, ya sé lo que hacer.

    No sé cómo de vigilado está el lugar, pero es que se me ha metido entre ceja y ceja que una sesión fotográfica ahí sería increíble. A lo mejor convenzo a Clara para que se venga con cosplay y todo. Jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante! Siempre me han gustado los trenes, aun recuerdo la primera vez que monte en uno con mi abuela, los asientos eran de madera y hace un ruido horrible !

    Parece un sitio precioso donde pasar una buena tarde.

    ResponderEliminar