domingo, 29 de octubre de 2017

Lolisquad

Hay cosas de las que no recuerdas con exactitud cómo fue el principio. El colegio, tu afición por un deporte, la fascinación que sientes por un músico o tu colección de postales. Yo recuerdo reuniones de Skype y, en algún momento, la necesidad de premiarnos conociéndonos en persona. Y tener un vínculo tan fuerte para entonces que todos nos movimos, todos acabamos en Zaragoza un fin de semana de abril, incluso quien no pudo trasladarse físicamente. Estábamos allí.

Y, aunque hay frases manidas y huecas que no dicen nada ("Tenemos que vernos un día de estos", "a ver si quedamos para un café", etc.) con ellas un "tenemos que vernos antes de que acabe el año" se convierte en un reto. Y de pronto estamos moviendo fechas y reservando un hostal, de pronto una está en el avión y la otra durmiendo en una guagua, y de pronto estamos ahí. De nuevo con personas que faltan pero sintiendo que están con nosotras porque nos acordamos de ellas todo el tiempo.

Y entre montañas y esculturas de bronce aprendimos a beber sidra, saboreamos panellets y escuchamos el eco del mar, nos olvidamos del mundo caminando y riendo y estando ahí. Porque lo importante no es el lugar, sino a quiénes eliges para conocerlo. Y a quién conoces en el camino. Es la compañía la que hace el viaje, la aventura, la que te enseña, te forma los recuerdos. 



(Me alegra mucho haber conocido a los chicos, que son el lolisquad en la sombra. Ojalá podamos vernos pronto sin que falte ninguno de nosotros.)

sábado, 21 de octubre de 2017

(No) Solo es ropa

Cualquier persona que haya vestido un estilo alternativo (es decir, que no se corresponde con lo que nos enseñan los escaparates y los catálogos de las tiendas de nuestro barrio) ha tenido que escuchar todo tipo de comentarios, desde "¿Y porqué te pones eso?" hasta "¿A tu edad?" o "Así no vas a encontrar trabajo". Por alguna razón todos nos sentimos con derecho a opinar sobre la imagen de otras personas, como si no tuviéramos ya bastante con nuestra propia imagen (que tire la primera piedra quien nunca haya susurrado algo sobre la ropa de alguien que acaba de pasar). Sin embargo, solo es ropa. Y a la vez no solo es ropa.
 

Prácticamente cualquier estética alternativa que se me ocurre tiene un trasfondo cultural. Algunas son respuesta a una situación concreta en el tiempo, otras desarrollan una filosofía y una subcultura mucho mayor. Por eso la ropa no es solo ropa, porque puede representar el estilo de vida, creencias e intereses de quien la viste. Además, la ropa nos ayuda a sentirnos de una manera concreta en cada momento, por lo que pasa de ser algo que nos rive para taparnos o para cumplir un protocolo determinado para ser una herramienta que nos ayuda a sentirnos más seguros, sexys o relajados, por ejemplo.

Pero, por otro lado, nadie tiene derecho a juzgar a otra persona por lo que lleva puesto, ni a decidir cómo es esa persona, sus capacidades y actitudes, por su estética. Por eso, a fin de cuentas, la ropa sólo es ropa.


martes, 17 de octubre de 2017

Preparando la maleta

Este fin de semana vuelvo, por fin, a Asturias. Tuve el placer de visitarlo hace diez años y desde entonces siempre había querido volver. Y aunque esta vez es con una compañía diferente (no dejo de echar de menos a quienes me llevaron por primera vez ♥) estoy muy ilusionada porque hace mucho tiempo que no veo a las personitas con las que me encontraré allí :D 

Estoy preparando la maleta pensando en ir con vaqueros y camiseta durante el viaje de ida y el de vuelta (en avión y en tren, estaré viajando todo el día) pero buscando unos conjuntos bonitos para los días en los que de verdad estemos haciendo turismo y disfrutando de todo lo que Asturias tiene para nosotros. 

Si no pasa nada o si no se me ilumina una bombilla y se me ocurre algo mejor, mis outfits para el viaje serán éstos:


Detalles azules en la falda y en el bolso

Medias a juego con el color de fondo del print

Más azul

Aunque no se aprecia en la foto, la camisa es semitransparente con lunares negros.

Las mismas transparencias que tiene el bajo del vestido y el lazo del pelo

Detalle retro a juego con los paquetes de regalo del print, que también tienen un aire a décadas pasadas


Medias del mismo tono de marrón que los detalles del JSK
Dependiendo de cómo nos encontremos el clima allí llevaré mis zapatos de punta redonda o mis botas Doc Martens, que no creo que combinen del todo bien pero las llevo porque es el único calzado que tengo que pueda protegerme de la lluvia. ¡Cruza los dedos por mí para que pueda lucir los zapatos! Lo mismo ocurre con el abrigo, llevaré mi abrigo grande pero también un cárdigan.

domingo, 15 de octubre de 2017

Preparando las compras de Navidad


¡Hola!

Sí, ya sé que es octubre y que todavía no ha pasado Halloween, pero yo ya estoy preparando mis compras de Navidad. ¿Quieres saber por qué?



1. Trabajo en una tienda. Esto significa que la campaña de Navidad, la época en la que todo el mundo comienza a hacer sus compras en masa (normalmente desde las últimas semanas de noviembre) para mí es una época de trabajo extra, de estar mucho más ocupada y de no poder salir yo misma a hacer mis compras.


2. Hay artículos que se agotan enseguida. ¿Te gustó una camiseta concreta para regalarle a tu hermano o a tu prima? No lo dejes pasar demasiado o quizás no vuelvas a encontrarla. Quienes trabajamos en tiendas estamos acostumbrados a recitar la cantinela de "no sabemos si nos va a volver a llegar antes de Reyes" a todas las personas que dejaron pasar el regalo ideal y alguien se les adelantó. ¡No siempre sabemos lo que van a traer los distribuidores ni si llegará a tiempo!

De este colgante sólo hice una unidad.
¡En cuanto se venda estará agotado sin remedio!

3. Lo mismo que pasa en las tiendas físicas ocurre online. También creo bisutería para mi propia marca, El Taller de los Ciervos, y normalmente no hago más de dos o tres piezas con el mismo diseño. ¡Algunas incluso son únicas! Así que si ves algo de El Taller de los Ciervos que te gustaría regalar no te lo pienses demasiado, porque puede ser la última unidad sin posibilidades de volver a repetir ese modelo. 


4. Me gusta comprar en tiendas locales o a artistas independientes. Aunque a veces resulta más fácil ir a una gran superficie para buscar todos los regalos que nos quedan en una tarde, a mí me gusta ir por las pequeñas tiendas de barrio y apostar por ellas a la hora de escoger mis regalos. Y claro, no tienen la misma disponibilidad ni velocidad a la hora de traer algo por encargo, por eso prefiero ir con tiempo suficiente. Lo mismo ocurre con la artesanía o los diseños de artistas independientes (aquí incluso ilustradores, por ejemplo, que suelen vender postales, láminas, tazas ¡incluso camisetas!). ¡Apoya al comercio local y a los pequeños creadores!


5. Gestionas mejor tu propio presupuesto. Cuando dejas todo para última hora y no encuentras el regalo ideal para alguien puedes acabar pagando de más o incluso comprando algo que no te convence del todo. Si te organizas tus compras con tiempo (octubre es un mes genial para empezar a tomar ideas por la calle o en los catálogos de tiendas online) no sólo invertirás mejor tu dinero, sino que no harás todo el gasto en el último mes y tu bolsilo se resentirá menos.

jueves, 12 de octubre de 2017

Tatuaje, café y velos de novia

¡Hola!

Durante estos días estoy de vacaciones en la tienda en la que trabajo parte de la semana, lo que me deja algo más de tiempo libre para organizar planes y disfrutar de mi tiempo libre sin ir a la playa huyendo del calor. El otro día, por ejemplo, pasó algo que nunca pensé que ocurriría: mi hermana (que ya tiene varios tatuajes), mi madre y yo nos hicimos un tatuaje a juego.  El mismo diseño en el mismo tamaño, pero cambiando el lugar donde lo llevamos según la decisión de cada una.



También estuvimos en varias exposiciones y mercadillos unos días más tarde:



Otro gran día fue cuando, esta misma semana, inauguraron el primer Starbucks de mi ciudad. Allí fuimos buscando más las risas que el café:

 
 Y nos salió bastante bien la jugada porque nos regalaron la bebida y ésta taza:


Ese mismo día por la tarde tocó ir a buscar vestidos de novia para Érika, ¡que se nos casa! ♥


miércoles, 4 de octubre de 2017

Experimento: ¡Precios de segunda mano!

¡Buenos días!

Hoy tengo ganas de hacer un experimento: Utilizaré la web de compra-venta de artículos Lolita de segunda mano LaceMarket para revisar cómo pueden llegar a variar los precios de diferentes prendas una vez que la marca original deja de comercializarlos. En mi experiencia me he encontrado de todo, desde vestidos, faldas o blusas que no podré pagar nunca (ni estoy segura de que quisiera hacerlo) hasta auténticas gangas. O prendas que se venden por mucho más dinero pero que siempre hay vendedores que son lo más justos posible y que, gracias a ello, puedes conseguir más o menos por el mismo precio de la tienda.

JSK, FALDAS Y OP

No vamos a negar que los vestidos y las faldas son las estrellas de casi cualquier conjunto, ya que es donde suele situarse el print, que es a su vez uno de los factores que más influye en cómo se inflan los precios. Cuando empecé en el Lolita había auténtica locura por el Sugary Carnival de AP (en este enlace hay un análisis interesante de lo que pasó con el segundo lanzamiento de este diseño) hasta el punto de que incluso las réplicas empezaron a encarecerse.

Ahora mismo, mientras escribo aquí, los dos artículos más caros de Lace Market son el mismo set de vestido+bonnet:

Se trata de un set que ya tenía un precio muy alto (216000 yenes, unos 1.632 euros a día de hoy) cuando salió a la venta. Es una edición limitada muy difícil de conseguir y que ahora mismo estos dos usuarios ofrecen por más de 2.250 dólares.


Otro vestido que aparece en la primera página es el Perfume of Wonderland, en un set que incluye las medias y el headdress aún con etiquetas. Fue lanzado en el 2014 y en un principio sólo podían reservarlo quienes tuvieran entrada para un evento concreto, así que volvemos a hablar de un diseño exclusivo que no estuvo al alcance de todo el mundo a pesar de que el set original, sin las medias, costara unos 325€ en la tienda.

Otro ejemplo, el OP Marie Antoinette Rococo de BTSSB. En este caso se vende con las medias y el headdress y se ha utilizado, según quien lo vende, sólo una vez. El precio original del vestido eran 64.800 yenes, unos 489,87 euros, a los que habría que sumarle los 7.020 yenes del tocado y los  2700 yenes de las medias. En total, unos 563 euros. Ahora mismo, usado una vez, se ofrece por 1000 dólares, unos 850 euros.

Vamos a hacer el experimento de navegar por LaceMarket hasta el primer vestido o falda que veamos en el que alguien ha pujado. Para eso tenemos que llegar a la página 14 y encontrarnos con este adorable JSK halloweenesco que nunca ha sido usado, sólo probado. Ahora mismo la subasta va por 357 dólares (unos 303 euros) y el precio actual en tienda (sigue a la venta) es de 32.184 yenes, 243 euros sin el envío. 


Teniendo en cuenta que quien lo vende por LaceMarket cobra 14 dólares extra por el envío pero que ya ha recibido dos pujas, podemos pensar que se está vendiendo al mismo precio que le costó con los envíos desde Japón o incluso un poco más, ya que siempre es más fácil comprarlo dentro de tu propio país y que haya sido otra persona la que haya "tramitado" la compra desde Japón y, por eso, vale la pena pagar un poquito más.

BLUSAS

Ésta es la blusa más cara que encuentro ahora mismo en LaceMarket:

 Esta prenda costaba 13860 yenes (104€ actuales) cuando salió a la venta en el 2008. En LaceMarket se vende nuevo y con etiquetas, pero ¡prácticamente al doble del precio original!

Si buscamos por las prendas más baratas nos encontramos artículos offbrand, de TaoBao, cutsews y camisetas, menos "aprovechables" dentro del Lolita, ya que están relegadas prácticamente al Casual Lolita.


¿ES MORAL?

Hoy he decidido limitarme a lo que veo a día de hoy en una plataforma concreta, sin analizar los precios que han alcanzado algunos diseños en el pasado y sin aventurarme a lanzar predicciones. Sin embargo, me gustaría analizar el negocio de la compra-venta en el Lolita, ya que la mayor parte de las personas simplemente venden lo que ya no les gusta o no les sirve, pero hay un porcentaje importante de Lolitas que se dedican a comprar y vender como parte de su manera de vivir el Lolita. Lo comparo con el mercado de las réplicas, del que ya he hablado en el pasado (aquí tienes mi post más reciente y objetivo). Si partimos de la idea de que las réplicas están mal porque están elaboradas por empresas o particulares que se lucran con los diseños de otros, ¿hasta qué punto es moral lucrarse vendiendo un vestido o una blusa por el doble de su precio real? Es verdad que todos somos libres de vender nuestras posesiones al precio que queramos o podamos (porque otra cosa sería que alguien estuviera dispuesto a pagarlo) pero a veces nos llenamos la boca criticando a los fabricantes de réplicas pero estamos dispuestos a pagar cantidades desorbitadas por un diseño original, a una persona que no es el diseñador ni la empresa que lo contrata, porque otra persona antes que nosotros ya pagó el precio de venta oficial anteriormente.

¿Opiniones? ¡Me encantaría saber vuestras experiencias e ideas!

sábado, 23 de septiembre de 2017

Lucky packs

También llamadas por el término japonés “fukubukuro”, son bolsas que incluyen una selección sorpresa de artículos de la marca. Con este sistema se pueden conseguir prendas y accesorios a un precio mucho menor que si se adquirieran por separado, aunque no pueden elegirse dichos artículos. Sin embargo, algunas marcas permiten elegir la talla o el color de las prendas que recibiremos.

Los Lucky Packs son típicos de la época de rebajas y de los días posteriores a Año Nuevo. También existen los packs sorpresa de artículos que tienen taras, que se anuncian y se venden separadamente.